Santurtzi regulariza casi medio centenar de terrazas con la última ordenanza

Las multas por incumplimiento de licencias pueden alcanzar hasta los 3.000 euros / PEDRO URRESTI
Las multas por incumplimiento de licencias pueden alcanzar hasta los 3.000 euros / PEDRO URRESTI

La normativa sustituye a la anterior, «obsoleta» y con poco control sobre los locales que instalaban mesas y sillas sin su correspondiente pago

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

El frío está a la vuelta de la esquina y son muchos los bares, cafeterías y restaurantes de Santurtzi que por medio de calefactores y otras instalaciones caloríficas seguirán manteniendo sus terrazas en la calle para uso y disfrute de su clientela. Algo posible gracias a la nueva ordenanza que regula la instalación de terrazas en espacios de uso público en el municipio, vigente desde 2013, cuando se decidió modificar una normativa ya «obsoleta» que no ejercía todo el control necesario sobre mesas, sillas y otros elementos colocados a la intemperie.

Según fuentes municipales, en la localidad costera hay alrededor de 240 establecimientos dedicados a la hostelería. De ellos, un total de 115 tienen licencia de terraza concedida y otra decena están en tramitación. Hace algo más de un año, el Ayuntamiento puso en marcha una campaña para que cada local procediera a legalizar su situación. Como resultado, se han regularizado unas 40 terrazas, mientras que otros 60 profesionales del gremio declinaron subsanar las deficiencias detectadas -algunos ponían bidones, veladores o bancos, sin permiso y sin el pago de la tasa correspondiente- y no poner terraza para dejar de incumplir la ordenanza.

El objetivo de la normativa es establecer el régimen técnico y jurídico para la colocación de terrazas e instalaciones complementarias. Según se desprende de la misma, se entiende por terraza el conjunto de mesas, sillas u otro mobiliario, y de sus instalaciones auxiliares tales como sombrillas, protecciones laterales, alumbrado, dotaciones de calor, entre otros.

En el documento quedan reflejados aspectos generales como las tarifas anuales, la vigencia de las licencias, los derechos y obligaciones de los titulares de las mismas, las multas por su incumplimiento -hasta 3.000 euros-, o cuestiones técnicas como el número máximo de sillas y mesas, su tamaño o la dimensión máxima que éstas pueden ocupar, sin suponer obstáculo alguno para el tránsito peatonal.

«También hay que tener en cuenta que la licencia de terrazas se aprueba en función de la Ley de Accesibilidad. Cada petición hecha por algún local hostelero la estudia un técnico municipal y si no choca con esta ley, y cumple con el resto de requisitos, se otorga», explican desde el equipo de Gobierno.

Propuestas de mejora

Sin embargo, hay voces críticas que señalan que la actual ordenanza «sólo favorece a unos pocos». El grupo municipal de Sí Se Puede Santurtzi denuncia que algunos hosteleros cuyos bares se encuentran en calles que no han sufrido reformas -tales como ensanchamientos de acera- no pueden cumplir con las distancias exigidas, «lo que supone una desventaja competitiva que depende únicamente de las decisiones políticas de priorizar unas zonas del municipio frente a otras en cuanto a accesibilidad o peatonalizaciones», sostienen desde la plataforma apadrinada por Podemos.

Por ello, la formación ha iniciado una ronda de contactos con los profesionales del gremio y con la asociación hostelera, Santurtzi Gastronomika, «para recoger propuestas de mejoras para dinamizar este sector». «Cuestiones como ubicar las terrazas en la calzada como se hace en otros municipios podría ser una solución y, por otro lado, podría generar ingresos para dotar de nuevos aparcamientos a lo largo del municipio», señalan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos