Santurtzi y Osakidetza refuerzan la respuesta a los colectivos más vulnerables

El director gerente de la OSI y Urkijo, firmando el convenio. / S. O.
El director gerente de la OSI y Urkijo, firmando el convenio. / S. O.

La OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces inicia un nuevo programa de coordinación con los ayuntamientos de la Margen Izquierda

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

La OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces ha iniciado en Santurtzi un programa de protocolos de coordinación con los ayuntamientos de la comarca con el objetivo de reforzar la atención y la respuesta a los pacientes que pertenecen a los colectivos más vulnerables de la sociedad. La alcaldesa marinera, Aintzane Urkijo, y Santiago Rabanal, director gerente de la red comarcal de salud dependiente de Osakidetza, firmaron ayer un convenio de colaboración para buscar un espacio de trabajo que ayude a hacer «más fluidas las relaciones asistenciales y la coordinación de casos gestionados por ambas redes» y mejorar así la calidad de vida de los ciudadanos más desfavorecidos. El próximo consistorio en firmar será el de Portugalete.

Este protocolo, enmarcado en el programa denominado como 'Redes locales de salud', tratará de avanzar y profundizar en los procesos de colaboración sociosanitarios. Asimismo, viene a reforzar la Estrategia Sociosanitaria de Euskadi, que busca el fortalecimiento de este trabajo coordinado y transversal del sistema sanitario con el resto de administraciones y agentes sociales con el objetivo de trabajar los casos conjuntamente. En palabras de la regidora jeltzale, «una herramienta de trabajo consensuada y común» que permitirá ofrecer un servicio más ágil y poder así detectar pacientes en situación de exclusión social, ofreciéndoles el mejor asesoramiento posible. «Se trata de optimizar los recursos a nuestro alcance y conseguir una respuesta de calidad a las demandas de la población de nuestro pueblo y, en concreto, a los colectivos más vulnerables», afirmó.

Más seguridad

Los colectivos que se beneficiarán de este protocolo, tal y como recoge el mismo, serán las personas que vivan solas, sin red de apoyo familiar, personas dependientes o mayores víctimas de situaciones de desprotección o maltrato, mujeres que han sufrido violencia doméstica, menores de edad en situación de riesgo o desprotección y personas con trastornos adaptativos básicos, entre otros.

En resumen, se trata de una forma de poner todos los recursos de las dos entidades en la misma dirección. Para el máximo responsable de la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces, se trata de un objetivo estratégico que añadirá valor al paciente y a los ciudadanos, mejorando su satisfacción y seguridad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos