Sacan a licitación el nuevo contrato de la OTA en Barakaldo por 11,5 millones

El nuevo contrato, que tendrá una duración de cuatro años, mantiene las garantías laborales de los trabajadores e incluirá mejoras para los usuarios

ELCORREO BARAKALDO

Barakaldo ha puesto en marcha el proceso de licitación del contrato del servicio de OTA, con un importe de 11.556.000 euros y un periodo máximo de cuatro años. Según ha explicado en un comunicado el equipo de gobierno, saldrá a concurso «después de más de seis años desde la última adjudicación». «Esta fórmula, completamente legal, permitirá regularizar el servicio y que los trabajadores del servicio puedan garantizar y mejorar sus condiciones laborales», han afirmado.

Según se destallan, se mantienen las «garantías laborales» de los pliegos presentados al pleno en julio, si bien en los actuales se aumenta el precio del servicio en 307.000 euros para los dos primeros años, 2018 y 2019, y pasa de 5.716.000 a 6.023.000 euros. También se mantienen cláusulas específicas para que la empresa que resulte adjudicataria del servicio deba subrogar a toda la plantilla actual en los términos del convenio y «con el mantenimiento de todos los derechos laborales». Además, han destacado que se establece como requisito que los nuevos gestores de la OTA «no podrán disminuir la plantilla cualquiera que sea el motivo alegado».

El Gobierno local ha asegurado que este nuevo contrato también traerá «mejoras» para los usuarios, como la adquisición de nueva maquinaria o la creación de una página web y una aplicación que permita el pago de la OTA y la anulación de sanciones desde cualquier lugar.

Modificaciones

El concejal de Urbanismo, Infraestructura y Servicios Municipales, Jon Andoni Uria, ha señalado que «el servicio actual está obsoleto y necesita no sólo una mejora a nivel de servicio, sino también una mejora en las condiciones laborales de la plantilla», que, según ha indicado, va a ser posible con los nuevos pliegos.

También ha apuntado que los pliegos del nuevo servicio están adaptados a futuras modificaciones de la Ordenanza de Tráfico, como la propuesta de zona marrón disuasoria, «con espacios alejados del centro a precios ventajosos», o la tarjeta para comerciantes. «La Ordenanza debe ser debatida y aprobada en pleno, y seguiremos intentando buscar acuerdos para que dichas novedades sean una realidad en el servicio de la OTA», ha adelantado Uria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos