La rotura de una tubería deja sin agua a todo Balmaseda en la jornada previa a Nochevieja

El suministro regresó a la villa el día 31 a lo largo de la mañana, salvo en la zona de Pandozales, que lo recuperó este lunes a última hora de la tarde

SERGIO LLAMAS BALMASEDA.

La normalidad ya ha vuelto a los grifos de Balmaseda después de que una avería en la red de agua potable obligara a cortar este sábado el suministro en toda la villa encartada para reparar una tubería. La falta de servicio, que en algunas zonas se prolongó durante más de un día, hizo necesario desplazar un camión cisterna para abastecer a los vecinos, primero en la zona de la gasolinera y más tarde en la Plaza Roja. La red volvió a estar disponible el día de Nochevieja en la mayoría de los barrios, y el lunes, a última hora de la tarde, también en la zona de Pandozales.

«Ha sido una salida de año accidentada», señaló ayer el alcalde de Balmaseda, Álvaro Parro. El regidor destacó la tranquilidad con la que se comportaron los vecinos, que evitaron colas y problemas en el reparto de agua. «A medida que se iban produciendo los acontecimientos, se iba informando de todos los pasos», añadió el regidor.

Los trabajos de reparación obligaron a desplazar una excavadora y varios operarios hasta la zona afectada. El alcalde de Balmaseda señaló que los trabajos se desarrollaron con rapidez, si bien los problemas de suministro tardaron en resolverse debido al aire acumulado en las tuberías. «Ocurrió lo mismo que pasa en las casas con la calefacción, sólo que de forma gigante. El aire no dejaba pasar el agua o hacía que llegara con muy poca presión», comparó.

Equipos de bombeo

Esa falta de presión hizo que el agua volviera antes a los barrios ubicados en las zonas más bajas, a primera hora del día de Nochevieja, y pasado ya el mediodía, al resto. En Pandozales la solución tardó un día más por la necesidad de esperar a que volvieran a estar llenos los equipos de bombeo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos