El reventón de una tubería altera el suministro de agua en Trapagaran

E. PÉREZ TRAPAGARAN.

El reventón de una tubería de grandes proporciones ayer por la mañana en el barrio de Durañona, en Trapagaran, ocasionó una serie de cortes de agua puntuales que afectaron a un buen número de viviendas. En algunos domicilios los grifos también expulsaron aguas marrones. «Nadie nos había avisado de este problema, nos lo hemos encontrado de repente. La Policía Municipal nos ha dicho que no bebamos, por si acaso», comentó un residente de la plaza de La Habana.

El problema quedó resuelto sobre las cinco de la tarde. Desde el Consorcio de Aguas de Bizkaia, entidad propietaria de esa cañería que baja de los depósitos de Ugarte, indicaron que «este tipo de incidencias son habituales y no son graves». «La turbidez no implica que el agua no sea potable. A veces, cuando se está recuperando el servicio de, el fluido arrastra sedimentos y coge ese tono oscuro», añadieron estas fuentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos