La reforma de espacios públicos da paso a una nueva fase en la regeneración de Txabarri

El proyecto cuenta con un nuevo ascensor urbano y una pasarela. / A. S
El proyecto cuenta con un nuevo ascensor urbano y una pasarela. / A. S

Una partida de 650.000 euros del Gobierno vasco permite al Ayuntamiento de Sestao transformar la calle Carranza y el parque Vicente Díez en un lugar de ocio y disfrute

ENEKO PÉREZ SESTAO.

Sestao continúa empeñado en hacer de la parte baja de la localidad una zona apta para el disfrute y la tranquilidad de toda la ciudadanía. Con esa premisa acudió a la convocatoria de ayudas que oferta el Gobierno vasco, que ha concedido al Ayuntamiento fabril 650.000 euros para que este lleve a cabo dos proyectos en el Área de Rehabilitación Integral de Txabarri-El Sol.

Serán dos obras destinadas a embellecer y a transformar un barrio que, desde la pronunciada caída de la industria, se había convertido en un lugar decadente. «Gracias a la colaboración institucional, nuestro proceso de regeneración urbanística y social es una realidad cada vez más palpable», afirmó ayer el alcalde, Josu Bergara, quien estuvo acompañado por el viceconsejero de Vivienda, Pedro Jauregui. Los pliegos para la licitación de los trabajos se podrían hacerse públicos en enero.

Lo que hasta ahora estaba siendo un plan de acción destinado a la rehabilitación de inmuebles y a la eliminación de infraviviendas va a dejar paso a partir de 2018 a una nueva etapa en la que se abordará también la reforma de los espacios públicos. De este modo, una de esas dos actuaciones afectará al parque Vicente Díez, donde en una primera fase se instalará un ascensor de tres paradas que salvará un desnivel de 9 metros y una pasarela que conectarán el barrio con la calle Los Baños.

Además, esta pasarela «proporcionará una zona cubierta para la nueva plaza de uso público que se va a crear en la segunda fase», avanzó el primer edil. Las labores que unirán a la calle Carranza y El Sol prevén la transformación de este espacio en un moderno parque gracias al espacio que aporta el solar donde estaban las cuatro viviendas que fueron demolidas hace año y medio. La obra mejorará la pavimentación, eliminará los problemas de inaccesibilidad, generará nuevas zonas de estancia y jardín y modernizará toda la red de servicios públicos. El coste total de ambos proyectos superará el millón de euros y la previsión del Consistorio «es completar la financiación con recursos propios».

Escrituras en la Casa del Arco

«Renovar de forma integral los barrios que ya están viejos es la mejor forma de revitalizar nuestras ciudades. Con esta inversión demostramos que nuestro compromiso con Sestao es muy fuerte», remarcó por su parte Jauregui, quien apuntó que «un tercio del presupuesto del Ejecutivo es para este tipo de medidas». Muy cerca de esos dos campos de acción se encuentra la recién inaugurada Casa del Arco, bloque en el que los primeros 25 inquilinos ya han firmado sus escrituras y podrán entrar en sus nuevas casas antes de Navidad.

Temas

Sestao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos