La recogida de basura desciende otro año más en Portugalete tras el aumento del reciclaje en un 3%

Recogida neumática. / A. P.
Recogida neumática. / A. P.

Los pronósticos para este 2018 también son halagüeños por la implantación del quinto contenedor, que se debatirá hoy en el pleno

SILVIA OSORIO PORTUGALETE.

Portugalete continúa con su propósito de generar cada vez menos basura. Según afirmó ayer el alcalde jarrillero, Mikel Torres, el municipio redujo el pasado año la recogida de residuos orgánicos -los que se tiran al contenedor tradicional- en un 7,30% con respecto a 2016, una línea descendente que se mantiene en los últimos años, aunque en esta ocasión es más pronunciada que hace dos, cuando fue de alrededor del 3%. La villa recogió durante 2017 un total de 14,2 toneladas de basura, lo que supone una media de 308 kilos por vecino.

Este descenso se debe al aumento del reciclaje en un 3% con respecto al ejercicio anterior. En 2017 se recogieron de forma selectiva 3,4 millones de kilos de residuos, lo que supone el 25% del total de la basura. «Se ha dado ese doble camino que en Portugalete vemos que nos está llevando por la buena línea. Cada vez la gente tiene más conciencia de que no todo se puede tirar al mismo contenedor», afirmó el regidor socialista. El concejal delegado del área, Gorka Etxabe, incidió en la importancia de la menor recogida de desechos, «ya que la Unión Europea recomienda que cada vecino genere al día cerca de un kilo, mientras que nosotros estamos muy por debajo de esa recomendación, en torno al 0,8», justificó.

0,8
es el número de kilos de basura que cada vecino genera al día, por debajo de la recomendación europea, que está en el 1%.

Así, Portugalete mantiene su perfil de ciudad «pionera e innovadora» en la recogida y el tratamiento de residuos urbanos. Una de las apuestas fue la progresiva implantación de la recogida neumática, que llega a más de la mitad de la población. Según comentó Torres, el objetivo es incrementar el número de contenedores, aunque por el momento, pese a que existen varios proyectos, no hay nada concretado.

Contenedor marrón

Estos números se podrán mejorar aún más durante este año con la implantación del contenedor marrón, que se pondrá en marcha a modo de prueba durante en la villa y también en Santurtzi, Trapagaran y Ortuella. Hoy, los plenos de estos municipios debatirán la encomienda de gestión del servicio a la Mancomunidad de Basuras de Margen Izquierda y Zona Minera, que ha aprovechado una subvención foral para solicitar su implantación.

En Portugalete, la recogida selectiva de los residuos orgánicos de origen animal y vegetal que se generan en los hogares -no en establecimientos hosteleros o tiendas de alimentación- tendrá el «handicap» del espacio. Se instalarán «entre 40 y 50» contáiners por todo el municipio. «Es un grave problema porque tenemos que priorizar reciclaje, aparcamientos... y en municipios urbanísticamente complicados como el nuestro es difícil», explicó Etxabe. Pese a todo, se ve con buenos ojos tras los «resultados positivos» de Barakaldo y Abanto. «Significará que el volumen de residuos que quemamos aumentará y nos iremos equiparando a países europeos», zanjó el edil portugalujo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos