Más de 200 putxeras se darán cita en el gran día de Balmaseda

Este año, los premios serán aún más jugosos. / S. OSORIO
Este año, los premios serán aún más jugosos. / S. OSORIO

El emblemático concurso internacional, que tendrá menos participación por caer en lunes, aumenta los premios en metálico

SILVIA OSORIO BILBAO.

Desde primera hora del lunes, Balmaseda olerá a alubia. Con motivo de la festividad de su patrón, San Severino, la localidad encartada acoge la XLVII edición de su emblemático Concurso Internacional de Putxeras, un evento en el que se esperan alrededor de 200 grupos de participantes, una cifra algo menor que en 2016 por caer este año en día laborable.

La tradición de estos guisos en el municipio vizcaíno se remonta a los tiempos del ferrocarril hullero, de vapor, que circulaba entre Bilbao y La Robla y que pasaba por la villa encartada. «Es uno de los días más significativos y con la experiencia que acumulamos en Balmaseda, ya sea con la Semana Santa o con el Mercado Medieval, tratamos de movilizar a la población y que nuestro pueblo sea conocido por sus recursos y por la capacidad de atraer gente», señaló ayer el alcalde Álvaro Parro en la presentación que tuvo lugar en el restaurante Ein Prosit de Bilbao.

El jurado defenderá la receta tradicional con alubia roja o agarbanzada y se admitirán los clásicos sacramentos: chorizo, morcilla y tocino. El certamen es la «Champion», de los concursos de ollas ferroviarias que se dan en otras localidades, en palabras del regidor local. De hecho, es el que más dotación económica tiene en cuanto a premios se refiere. En esta ocasión, la organización ha aumentado los premios en metálico, pasando el primero de 600 a 900 y el segundo de 300 a 500.

Nace la primera cofradía

El concurso de este año llega con otra novedad. Un grupo de balmasedanos ha creado la primera Cofradía Gastronómica de la Putxera para defender, difundir y poner en valor este símbolo de la localidad vizcaína. «De lo que se trata es de que todo el trabajo en torno a la putxera tenga su reconocimiento», explicó Parro. Entre las acciones que se plantean está la de crear una «alubia balmasedana o encartada», la concepción del guiso dentro del movimiento 'Slow Food' o el fomento de la putxera como un elemento distintivo y de desarrollo económico.

Fotos

Vídeos