SEGUNDA B

«El punto ante el Logroñés tiene mérito, en la primera parte estuvimos mal»

El Barakaldo apretó en la segunda parte y a punto estuvo de llevarse el partido en los últimos minutos. / DÍAZ URRIEL
El Barakaldo apretó en la segunda parte y a punto estuvo de llevarse el partido en los últimos minutos. / DÍAZ URRIEL

El empate del Barakaldo dejó su entrenador, Aitor Larrazabal, con un regusto agridulce. «Pudimos llevarnos el partido»

ENEKO PÉREZ BARAKALDO.

El empate cosechado por el Barakaldo ante el Logroñés el domingo empieza a verse con unos ojos más indulgentes que nada más concluir el encuentro. Los hombres de Aitor Larrazabal sumaron un punto ante un rival que venía de hacer un gran fútbol en las últimas semanas y lo hicieron tras haber completado unos primeros minutos que no gustaron mucho en la caseta gualdinegra.

El entrenador fabril valoró ayer en frío el resultado y admitió que «tiene mucho más mérito teniendo en cuenta que nuestra primera parte fue mala. Era un rival de los duros y en el segundo tiempo conseguimos reaccionar e, incluso, pudimos llevarnos el partido. Puede ser que hoy -por ayer- tengamos un regusto agridulce».

Más información

En el primer acto, en efecto, los de la Margen Izquierda se mostraron algo inocentes de cara a la portería rival. «La idea que teníamos era la de salir con un sistema algo más protegido en los primeros 45 minutos para ir a por el partido en la segunda mitad, pero nos estaban haciendo daño», reconoció Larrazabal, quien agregó: «Teníamos la posesión, pero no éramos profundos. Nos costó llegar mucho hasta su área». Un disparo al poste de Salvador pudo haber puesto las cosas demasiado complicadas para los vizcaínos, aunque la suerte dio la espalda a los locales. Tras el descanso, el guion de la película cambió de forma notable.

«Los jugadores salieron con una mentalidad distinta. Les hicimos ver que tenían que demostrar que no son peores que sus contrincantes y salimos con otro aire en nuestro juego», explicó el míster. «Es el carácter y la actitud lo que te hace ganar o perder muchos partidos. El atrevimiento que tuvimos en la segunda mitad fue algo vital para nosotros», aclaró. Además, indicó que no hubo ninguna «bronca» en el descanso: «Pocas veces suele haberlas. Yo creo que levantando la voz no llegas al futbolista. Lo que sí hicimos fue apretarles porque necesitábamos encontrar la forma de despertar para encarar el duelo con más garantías».

La entrada de Sergio Buenacasa dio alas a un Barakaldo que arrinconó a su adversario en la recta final del partido. «Sergio está creciendo semana tras semana, se le ve que está madurando también. Los delanteros como él viven de las rachas y ahora está ayudando mucho al equipo», apuntó el preparador loiutarra sobre el autor de la diana que puso las tablas en el marcador. Tras ese tanto, Ander Vitoria tuvo en sus botas la opción de firmar una remontada, pero el grifo ya estaba cerrado. «Obviamente, estamos contentos por una parte, pero también somos conscientes de que nos podríamos haber vuelto con los tres puntos», agregó el técnico.

Seguir sumando

A falta del encuentro aplazado por el mal tiempo ante el Osasuna B, el elenco vizcaíno se encuentra en estos momentos en la 11ª posición, con 30 puntos y a 8 de la zona de play-off, puesto que ocupa su próximo rival, el filial de la Real Sociedad. «Los partidos que vienen ahora son fundamentales. Tenemos que seguir mirando con ambición a los puestos que nos preceden porque si ganamos el siguiente partido, nos vamos a meter de lleno en la pelea», remató.

Respecto al cuadro donostiarra, el cuerpo técnico fabril sabe que «es un equipo peligroso y que juega muy bien, pero vamos a salir al campo sin ningún miedo y con la firme intención de quedarnos con los tres puntos». Por último, el preparador aurinegro solicitó a la hinchada de Lasesarre «su apoyo en el próximo choque».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos