MONTAÑA

La prueba de montaña Camino Encartado contará por primera vez con una mujer

ENEKO PÉREZ BALMASEDA.

La segunda edición de la prueba montañera Camino Encartado arranca con buena pinta. La prueba arrancará el día 29 en Balmaseda, donde fue presentada ayer, y constará de cinco etapas que incluyen las pernoctaciones. En total, se recorren nada menos que 250 kilómetros. «La intención es unir por los caminos de los montes a los diez ayuntamientos de la zona de Las Encartaciones», explicaron los organizadores. En esta ocasión, los deportistas partirán de Balmaseda y podrán dar por concluido su periplo el miércoles 2 de agosto.

En la carrera, además, participará por primera vez una mujer, que estará acompañada por otros diez corredores. Se trata de Olga Osante, natural de Zalla, que ya estuvo inmersa en las labores de gestión de la cita el año pasado. «Lleva ya en sus piernas muchas pruebas de trail y ultra trail, así que este año se ha animado a participar. Nos alegra mucho contar con ella», afirmaron los impulsores del evento. Esta ruta natural permitirá a los deportistas cruzar las zonas más silvestres de municipios como Lanestosa, Carranza, Trucíos, Arcentales, Sopuerta, Galdames, Gordexola, Güeñes y Zalla.

Los corredores tendrán que completar en cinco días 250 kilómetros y superar 25.000 metros de desnivel. «Todos somos vecinos de la zona y, por lo tanto, hemos tenido el privilegio de criarnos en un entorno natural de pequeñas, pero hermosas montañas. Hay que ser ambiciosos con este reto, porque esto nos apasiona», reconocieron orgullosos los participantes.

Fotos

Vídeos