La prórroga de un nuevo contrato municipal siembra la polémica en Barakaldo

El área de contratación se refuerza con dos nuevas personas debido al exceso de carga tras la finalización de numerosos contratos

SILVIA OSORIO BARAKALDO.

Al área de contratación del Ayuntamiento de Barakaldo se le acumula el trabajo. El PSE dio ayer a conocer la situación irregular de otro contrato más, el que atañe al mantenimiento de los parques infantiles, aparatos para adultos y suelo sintético. Un servicio cuyo contrato expiró el 1 de agosto y que se prorrogará durante seis meses con la actual adjudicataria, pese a que dicha prolongación no está contemplada en los pliegos.

Según explicaron fuentes municipales, este contrato se encuentra tramitándose para poder licitarse «lo más rápido posible», pero recuerdan que el Consistorio tiene en estos momentos «16 nuevos expedientes que próximamente estarán listos para publicar y otros 20 abiertos en diferentes fases de licitación». El área no da abasto. Se ha dado la «circunstancia insólita» de que los contratos más relevantes han finalizado en los dos últimos años. Entre ellos, el contrato de basuras, el de la OTA o el del Kbus. Además, el equipo de Gobierno, nada más llegar al poder, puso en marcha un proceso de regularización de los contratos de la legislatura anterior que estaban en situación irregular, lo que ha traído como consecuencia que las licitaciones de otros servicios se hayan retrasado.

A contrarreloj

Esta situación ha llevado incluso a reforzar con dos personas el departamento de contratación -una a través de un programa externo y la otra es un técnico al que se ha movido de área-, pero «se trata de contratos que han llevado mucho tiempo y, a pesar del refuerzo, ha habido ocasiones en las que el área se encuentra desbordada. Se está trabajando a contrarreloj», afirman, a la vez que advierten de que hasta el final de legislatura se darán más situaciones de este tipo.

A juicio de la portavoz socialista, Ana Belén Quijada, que califica de «desastrosa» la gestión del PNV, «se trata de un intento de dar una apariencia de cobertura administrativa al contrato». Hay varios de ellos en situación irregular: los cementerios, la recogida de basuras, el mantenimiento de los polideportivos, la grúa, la OTA... En este último servicio, desde el PNV se precisa que ya está «finalizado, pero no se encuentra en adjudicación porque los socialistas faltaron a su compromiso».

Fotos

Vídeos