Los primeros inquilinos de la Punta de Sestao llegarán en primavera

La zon de la Punta ha cambiado su aspecto de forma radical en los últimos años. / FERNANDO GÓMEZ
La zon de la Punta ha cambiado su aspecto de forma radical en los últimos años. / FERNANDO GÓMEZ

Arranca el proceso de adjudicación de las últimas 52 viviendas de protección oficial a falta de pequeños flecos administrativos para que sean habitables

ENEKO PÉREZ SESTAO.

La ansiada regeneración urbanística y social de Sestao avanza con paso lento, pero seguro. Más de una década después de que se presentasen las primeras propuestas para alterar por completo la realidad de la parte baja de la localidad, una zona degradada y algo olvidada, ahora parece que el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y el Gobierno vasco está en su recta final. Hace unos días arrancó el proceso de adjudicación en régimen de arrendamiento de 52 de las 163 viviendas que se han construido en La Punta, antiguamente conocida como la zona de Vega Galindo.

«Los bloques ya están finalizados, ahora ya solo falta que se cumplan una serie de trámites para iniciar el proceso de selección”» apuntaron ayer fuentes de la Viceconsejería de Vivienda, dueña de estos inmuebles gracias a un acuerdo de compra con la sociedad pública Visesa. Son un total de 163 casas repartidas en dos bloques cuya construcción arrancó en abril de 2015. La primera de las estructuras cuenta con 58 viviendas destinadas al alquiler social «que han sido cedidas al Consistorio para realojos o emergencias sociales, en contraprestación por la cesión del suelo».

Mientras que el segundo inmueble cuenta con 105 viviendas de protección oficial: 53 en régimen de venta -ya adjudicadas- y estas 52 para ser alquiladas. Por cierto, los interesados en alguno de estos hogares, que deben estar empadronados en Sestao, tienen que ponerse en contacto con las oficinas de Alokabide entre el 20 de este mes y el 1 de diciembre, ambos inclusive.

La entrega de llaves se producirá, probablemente, entre los meses de marzo y abril del próximo año. Son los plazos que manejan en el Ejecutivo autonómico, que ya se ha metido en faena para ir rematando los últimos flecos de este «proyecto estratégico» para la Margen Izquierda.

Remate final

Ahora solo faltaría verificar que los pisos cumplen con todas las normativas de seguridad y salubridad para que el equipo de gobierno local, liderado por Josu Bergara, firme el decreto de la cédula de habitabilidad y conceda la licencia de ocupación, «algo que se tramitará simultáneamente con la selección de los inquilinos en base a la baremación de sus requisitos», confirmaron desde Vivienda. Además, la urbanización de esta nueva área, que ha supuesto una inversión de 1,6 millones de euros, está próxima a finalizarse.

Desde el Ejecutivo también se contempla levantar en una siguiente fase otros 165 apartamentos en la zona, sería el remate final de la transformación de una zona deteriorada por el paso del tiempo y la crisis industrial, junto a los planes que Kaiku maneja para sus terrenos. La entidad tienen en mente reformar de forma integral su sede, pero esto se acompañaría también de una reurbanización del área que busca «conseguir una integración paisajística de toda esta zona con la ría, rediseñar el vial de servicios y de accesos al pabellón de remo para mejorar la entrada a las instalaciones y dotar al club de un espacio deportivo más moderno y adaptado a sus necesidades».

Temas

Sestao

Fotos

Vídeos