Portugalete retoma su lucha por la recogida de enseres

Los muebles que se dejan sin avisar son 'precintados'. /A. P.
Los muebles que se dejan sin avisar son 'precintados'. / A. P.

Denuncia que todavía muchos vecinos depositan muebles en la vía pública sin avisar, algo que está multado

ENEKO PÉREZ PORTUGALETE.

El Ayuntamiento de Portugalete ha vuelto a tirar de las orejas a varios de sus vecinos. La razón es la recogida programada de enseres en la vía pública. El servicio, que es gratuito y funciona lunes, miércoles y viernes, efectúa unas 20 actuaciones diarias, pero hay parte de la ciudadanía que se salta las normas y obliga a alterar la ruta de los camiones. «No sabemos si es por dejadez o por desconocimiento, pero entorpecen mucho nuestra labor», lamentó ayer el concejal de Medio Ambiente, Gorka Echave.

Para dar un escarmiento a estos vecinos incívicos, los servicios municipales han precintado hasta 16 enseres desde finales de septiembre, colocando además un cartel donde se indica cuál es la vía a seguir para que acaben en el vertedero de La Orconera. Esta peculiar estrategia nunca había sido utilizada y, de momento, «está dando buenos resultados ya que la gente se da por aludida». Con todo, el edil socialista recordó que las multas por este tipo de actuaciones incívicas pueden llegar hasta los 600 euros. «No tenemos un afán recaudatorio, solo queremos que el pueblo esté limpio», aclaró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos