Portugalete retira medio centenar de plantas de estramonio en la zona de Rivas

Un vecino dio el aviso al alcalde por las redes sociales, que puso en marcha el dispositivo

ENEKO PÉREZ PORTUGALETE.

Portugalete ha tenido que lidiar recientemente con la planta del estramonio, con la que se elabora una peligrosa droga, la escopolamina, también conocida como burundanga. Los servicios de jardinería del Ayuntamiento jarrillero tuvieron que actuar hace unas semanas en la zona de Rivas y el arroyo Ballonti para retirar 50 pequeños ejemplares, sin que se haya tenido que lamentar ninguna consecuencia en vecinos o animales del entorno.

El aviso de su presencia lo dio un ciudadano al alcalde a través de las redes sociales. «Se dirigió a mí y yo le llamé para saber más del tema. Una vez que pudimos alertar a los técnicos municipales, la actuación fue inmediata», afirma Mikel Torres. A diferencia de la plantación encontrada a mediados de octubre en Sopuerta por la Guardia Civil, en esta ocasión la mano del hombre no ha tenido nada que ver. «Surgió de forma natural y salvaje. Suelen crecer en aquellos lugares donde hay corrimiento de tierras. Varias de ellas se han localizado en el tramo en el que se hicieron los rellenos de las viviendas del Gobierno vasco en Rivas», explica el regidor municipal.

Salvaje

Esta planta es peligrosa porque es rica en escopolamina, sustancia tóxica que se utiliza para la fabricación de la temida burundanga, una droga alucinógena que anula la voluntad de quien la toma. No obstante, esta incidencia no ha generado ningún peligro para la ciudadanía. «El estramonio, si se consume en grandes cantidades, lo único que provoca es mareos o náuseas, nada más», aclara Torres. Los animales, que suelen salir espantados por el olor tan fuerte que desprende, están también a salvo. Con todo, la llegada del frío va a actuar como un repelente para esta hierba, a la que le gusta más el calor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos