Portugalete destinó 165.000 euros el año pasado a limpiar graffitis y carteles

La zona más afectada fue el casco histórico, «un área turística» que se llevo tres de cada diez euros invertidos, según los datos municipales

E. PÉREZ PORTUGALETE.

Las brigadas de limpieza del Ayuntamiento de Portugalete no dieron abasto el año pasado. Según informó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente, Gorka Echave, el objetivo de este grupo es «la protección del patrimonio arquitectónico, el respeto al mobiliario urbano y la educación medio ambiental». El balance que hace referencia a lo realizado a lo largo de 2017 deja datos muy significativos. Por lo pronto, el gasto de las arcas municipales para sufragar este servicio se ha incrementado un 2,5% respecto al ejercicio anterior, alcanzando los 165.000 euros. «Es un dineral, son unas cifras muy altas que hacen daño a la economía del pueblo», señaló el edil.

Los números son elocuentes en la cantidad de pintadas y grafitis que fueron eliminados: 1.830. «Este tipo de actos son un atentado contra nuestra villa y contra las propiedades privadas. Ojalá algunos llevasen cámaras de fotos en sus mochilas en lugar de espráis», criticó Echave. Dada la extrema dificultad que supone cazar a uno de estos grafiteros en plena acción, la Policía Municipal de la localidad jarrillera lleva años trabajando en una base de datos para tener todas las 'firmas' registradas. «Hay seis de ellos que están muy vigilados. Ya están fichados y no pueden volver a pintar», alertó el concejal socialista. Las multas pueden superar incluso los 800 euros.

La superficie sobre la que se actuó también creció un 3% en comparación con el año 2016. Fueron en total 10.700 metros cuadrados, de los que 4.000 pertenecen al ámbito del casco histórico. «En este punto del municipio las actuaciones son periódicas. Es una zona turística muy maltratada por algunos a los que les da igual todo», reprendió el concejal, que añadió que el Consistorio destinó 60.000 euros a limpiar esta zona, un 37% de la cantidad global.

Gorka Echave«Es un dineral. Hace mucho daño a la economía del pueblo», advierten desde el Ayuntamiento

Expedientes abiertos

Respecto a la cartelería colocada sin permiso municipal en los distintos edificios de la villa, el Ayuntamiento retiró 455 ejemplares. «Son en su totalidad de carácter político y sindical. Aunque también hay alguna que otra empresa anunciando espectáculos musicales o circenses», describió Echave. En 2016, por ejemplo, se le abrió un expediente a EH Bildu por infringir las normas de la ordenanza municipal en este capítulo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos