Portugalete contará con otros cuatro ascensores urbanos en 2018

Un elevador salvará un desnivel del 15% en el Grupo Miramar. / E. P
Un elevador salvará un desnivel del 15% en el Grupo Miramar. / E. P

El Consistorio invertirá 550.000 euros en este proyecto para construir elevadores en el Grupo Miramar y en la parte alta de General Castaños

ENEKO PÉREZ PORTUGALETE.

La accesibilidad es una cuestión de estado en Portugalete desde hace muchos años ya. La realidad es que cada vez hay más personas mayores o con movilidad reducida en un municipio cuya orografía se caracteriza por la presencia de acusadas pendientes que hacen que los desplazamientos a pie sean, en ocasiones, un tormento.

Por ello, el Ayuntamiento jarrillero instalará cuatro ascensores más en la villa, doblando el número de los que existen en la actualidad, que se encuentran en Azeta, Lepanto y La Atalaya y que efectúan más de 3.000 desplazamientos al día. «Vamos a seguir adelante con nuestro proyecto de accesibilidad dando prioridad a los elevadores en aquellos lugares donde las brechas urbanas sean un verdadero problema para los vecinos», aseguró ayer el alcalde, Mikel Torres. En este sentido, el equipo de gobierno ya está trabajando en los planos de los nuevos ascensores que «serán una realidad a lo largo de 2018».

Los dos primeros estarán situados en el Grupo Miramar, una barriada rodeada de escaleras y que actualmente cuenta con un desnivel de 15 metros. «La propia disposición de las viviendas, escalonadas en tres niveles, nos ha generado muchas dificultades técnicas», admitió el regidor. Para ello, el primer montacargas se colocará en la calle Sotera de la Mier y contará con tres paradas. Mientras, el segundo estará en la zona más alta y servirá para conectar con el que se estrenó a principios de año en La Atalaya. En este caso, los trabajos podrían prolongarse durante ocho meses. La otra parte del plan afectará a la parte alta de General Castaños. Esta calle, que desemboca en el barrio de Kabiezes de Santurtzi, es paralela a otras dos arterias de Buenavista como Hernán Cortés y Francisco Pizarro. «Estos dos puntos enlazan con General Castaños mediante un conjunto de escaleras que impiden que esa área tenga una accesibilidad completa», explicó Torres.

13 millones desde 2003

En esta ocasión, dos elevadores conectarán estas tres vías haciendo desaparecer así un desnivel de 5 metros. El plazo de ejecución se estipula entre tres y cuatro meses. El importe conjunto de estos dos proyectos será de unos 550.000 euros y se aprovechará la coyuntura para hacer labores de reurbanización y mejora en el entorno.

Asimismo, el mandatario socialista incidió en la importancia de «configurar una alternativa real al vehículo. Estos medios mecánicos incentivan la circulación peatonal frente a las incomodidades propias de los automóviles». Además de los elevadores, la localidad ha visto como desde 2003 se han ido construyendo diversas rampas y escaleras mecánicas. Un servicio público que, según fuentes municipales, realiza cerca de 45.000 desplazamientos por día. Para este fin, el Consistorio portugalujo ha llevado a cabo una inversión de 13 millones de euros en los últimos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos