Portugalete aumenta la inversión en el plan de empleo, que ayudará a 61 vecinos

Este año las arcas municipales aportará unos 100.000 euros, una sexta parte del total, cuando en 2016 apenas pudieron llegar a los 17.000

ENEKO PÉREZ PORTUGALETE.

Portugalete se ha puesto manos a la obra para intentar paliar los efectos de la crisis en el municipio. En breve, se pondrá en marcha un nuevo plan de empleo anual en colaboración con Lanbide. Según explicó ayer el alcalde, Mikel Torres, la iniciativa contará con un presupuesto total de 671.039 euros, que será asumido en gran parte por Lanbide. El Consistorio jarrillero colaborará con una sexta parte del mismo, alrededor de 100.000 euros.

El año pasado, esta inversión se vio recortada a tan solo 17.000 euros por, entre otras razones, la necesidad de hacer frente al pago de la expropiación de las laderas de Azeta tras años de pleitos. Ahora, parece evidente que las arcas municipales se han recuperado, aunque de momento no tanto como para igualar la inversión de 2015, que fue el mayor plan de empleo de los últimos seis años. Entonces, aportó 214.500 euros.

Para el nuevo, se han diseñado 18 programas que ofrecerán oportunidades laborales a pintores, carpinteros, electricistas, conductores, repartidores y especialistas en sistemas informáticos, entre otras profesiones. «Además de reinsertarles en el mundo laboral, el objetivo es devolverles la ilusión y la energía para que puedan seguir peleando», remarcó ayer Arantza Martínez, concejala de Promoción Económica y Empleo. Lanbide colgará próximamente las ofertas correspondientes en su página web. En total, se podrán beneficiar de un contrato de seis meses 61 vecinos que cumplan con los requisitos.

Menos paro

Ahora mismo, el municipio jarrillero cuenta con una tasa de paro que roza el 15% (hace dos años era del 17%), que se traduce en unos 3.257 desempleados. El índice es todavía superior en más de dos puntos y medio al del País Vasco. «No somos los responsables de esta situación, pero sí que tenemos la obligación de dar la oportunidad de volver al mercado laboral a aquellos que peor lo están pasando», indicó Torres.

Algo que se logra con los planes de empleo anuales y que se constata con las cifras que maneja el Ayuntamiento portugalujo. «En 2015 y en 2016 estos datos eran peores y eso significa que estamos haciendo bien las cosas», se enorgulleció el regidor municipal. De hecho, hace cuatro años que la localidad dejó de estar entre las diez localidades con más paro de todo el territorio.

Fotos

Vídeos