BALONMANO

El play-off se escapa para el Trapagaran

Los mineros reciben este sábado al Romo con el objetivo de ganar, pero conscientes de que las opciones de alcanzar el objetivo son ya mínimas

SILVIA OSORIO TRAPAGARAN.

Si ya era de por sí difícil, ahora lo es más. Por no decir casi inalcanzable. Tras dos empates consecutivos, el Trapagaran ha perdido comba con los puestos que dan acceso al play-off de ascenso, un objetivo que desde el club de la Zona Minera ya se ve lejano. Las matemáticas aún hacen posible el milagro, pero la lógica y, sobre todo, la realidad de una liga en la que el grupo cabecero se muestra prácticamente inexpugnable, indican que con tan solo 16 puntos en juego, conseguir recortar los 7 de diferencia que separan al 'valle' con el segundo clasificado, Anaitasuna, «es prácticamente imposible», asume el técnico amarillo, Joseba Rodríguez 'Jaito'.

Tras una buena racha entre el final de la primera vuelta y el principio de la segunda, los vizcaínos se propusieron alcanzar una meta que la campaña pasada sí se consiguió de manera épica. La escuadra minera hizo pleno de victorias en todos los encuentros de la segunda vuelta, motivo por el cual se pensó que este curso también podría repetirse. Sin embargo, en las últimas jornadas el conjunto auriazul ha perdido fuelle, lo que le ha apeado prácticamente de la lucha por la promoción, que ahora está a 7 puntos. Demasiados.

Sin embargo, la plantilla auriazul mantiene la mentalidad ganadora de cara a esta jornada en la que recibirá el sábado (Polideportivo Valle de Trápaga. 18.45 horas) al Romo. «No queremos oír hablar de relajación ni nada que se le parezca. Los jugadores saben de la importancia que para el club y su afición tiene el quedar en el puesto más alto de la tabla y por ello van a luchar de aquí al final», asegura el míster. Por lo tanto, el objetivo sigue siendo «el mismo»: ganar los ocho encuentros que restan para finalizar la campaña.

Nájera, lesionado

En esta ocasión, el conjunto de la Margen Derecha llega al 'valle' sin las urgencias de otras temporadas, aunque sin tener la salvación en el bolsillo. Se espera un derbi con un rival y viejo conocido saliendo a muerte a por los 2 puntos y un Trapagaran «motivado», con ganas de darle una alegría a sus hinchas, «que se merecen volver a ver ganar a su equipo», señala 'Jaito'. «Qué mejor oportunidad para volver a la senda de la victoria que en un derbi, con el buen ambiente que este tipo de partidos suele generar en la grada», añade.

Del Romo preocupan especialmente dos jugadores: el lateral Iñaki Mendizábal y el pivote Iñigo Penacho, ambos exjugadores del Trapagaran. La velocidad y el buen uno contra uno del primero, y el buen hacer del segundo en la línea de los 6 metros, les hacen llevar el peso en ataque. Además, en defensa conforman un bloque que plantea numerosas variantes, por lo que «será primordial estar muy concentrados para saber elegir en cada momento el procedimiento exacto para cada situación defensiva» que plantee Rubén Martín, entrenador del Romo.

El Trapagaran necesita reencontrarse con el nivel del principio de la segunda vuelta en defensa y, sobre todo, en portería, parcela en la que en los dos últimos encuentros se ha mostrado más endeble, algo que se refleja en lo abultado que han sido los dos últimos resultados en los empates ante Egia y Beti Onak. En el capítulo de bajas, solo Eneko Nájera se cae de la convocatoria debido a un golpe en el hombro izquierdo sufrido la semana pasada. El lateral tuvo que ser trasladado a un hospital en Pamplona para tratarse inmediatamente y, tras una primera valoración en urgencias, se descartó la lesión ósea. Está pendiente de una segunda valoración con el traumatólogo para conocer el verdadero alcance de la lesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos