Piden que se investigue una multa puesta a un concejal de Portugalete

Jon Medrano a las puertas de los juzgados de Barakaldo. / E. P.

Portugalujo Despierta acudió ayer a los juzgados con lo que ellos califican de «un posible caso de prevaricación y tráfico de influencias»

ENEKO PÉREZ BARAKALDO.

«Sospechamos que hay un posible caso de prevaricación y tráfico de influencias entre la Policía Municipal y el Ayuntamiento de Portugalete». Con estas palabras se presentó ayer una representación de la formación Portugalujo Despierta ante la Fiscalía del Juzgado de Barakaldo, a donde acudió para dar a conocer la «posible comisión de un delito por parte del alcalde, Mikel Torres, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Gorka Echave».

Al parecer, los hechos de esta infracción se remontarían a 2014, cuando al edil socialista le multaron por aparcar su coche en un vial de la calle María Díaz de Haro «impidiendo el paso de los demás vehículos». El grupo apoyado por Podemos sostiene que el agente redactó la multa mal de forma intencionada «para que tuviera un defecto de forma y no fuese válida». Un extremo que él mismo habría reconocido ante uno de sus superiores, que le sorprendió cometiendo este error, siempre según la versión de Portugalujo Despierta.

La formación morada pide que se investigue el expediente administrativo que ha sido gestionado por el Ayuntamiento, donde se sanciona a este trabajador con una multa leve, «cuando debería ser grave». Además, «la firma del decreto de castigo llegó dos meses tarde, no lo hicieron en tiempo y forma y, de este modo, el agente evita la inhabilitación».

Jon Medrano, portavoz de la plataforma ciudadana, sostiene que «la labor de los jueces en este caso es estudiar si estamos ante un caso de prevaricación y tráfico de influencias». Por su parte, Echave tilda esta denuncia como «otra mentira más por parte de Portugalujo Despierta. Con esto solo consiguen ensuciar la imagen de la política».

Fotos

Vídeos