Piden estudios de viabilidad para el centro especializado de la Fundación Miranda

La alcaldesa, Amaia del Campo. / Y. F.

La alcaldesa de Barakaldo no da por seguro el proyecto que ocupará el edificio de La Milagrosa y solicita que se garantice por escrito la concertación de plazas

SERGIO LLAMASBARAKALDO

El centro especializado de atención a mayores con discapacidad intelectual y trastornos mentales que los responsables de la Fundación Miranda anunciaron la semana pasada, previsto para mediados del año 2019 en el edificio que hasta la fecha ha acogido al colegio concertado La Milagrosa, todavía no está claro para la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo. Ayer, la regidora convocó a los portavoces de la oposición para informarles de las últimas novedades tratadas en el Patronato y subrayó que, tras la presentación de esa idea, se ha exigido la elaboración de un Plan de Viabilidad y un Plan Asistencial.

Al anunciar el nuevo centro especializado, la Fundación Miranda explicó que el Patronato viene celebrando reuniones semanales desde el pasado mes. Hoy mismo hay convocado un nuevo encuentro para abordar cuestiones como la financiación de la obra –estimada en unos tres millones de euros– o la posible apertura escalonada de las futuras instalaciones, con una capacidad prevista de medio centenar de usuarios y en torno a 40 nuevos trabajadores.

Del Campo remarcó que, desde que se hizo público el anuncio, viene trabajando con otro grupo de patronos «garantizar que no den por tomadas decisiones que no se han votado en el Patronato y que se cumplan las exigencias transmitidas en la última reunión, presentando el Plan Asistencial y el Plan de Viabilidad».

La pasada semana los representantes de EHBildu acusaron a la alcaldesa de mantener una actitud opaca con este tema y solicitaron una Junta de Portavoces. «No es cuestión de oscurantismo. No hay ningún proyecto aprobado y no hay información que ofrecer al resto de la Corporación ya que los responsables de la fundación no han aportado aún la información requerida en el Patronato», reivindicó la regidora. Asimismo, también acusó a la Fundación Miranda de «dar por aprobada una idea suya sin ofrecer información sobre cómo funcionará ni sobre cómo se va a financiar».

El 22 de junio, a petición del presidente de la fundación, se aprobó la creación de una comisión para la gestión del nuevo centro. Entonces los patronos asistentes votaron a favor de un proyecto asistencial especializado en mayores con discapacidad intelectual y trastornos mentales, así como la convocatoria de un concurso abierto a tres despachos para redactar un estudio técnico que permitiera conocer las capacidades del nuevo equipamiento.

Mandato fundacional

Del Campo advirtió que con su voto como alcaldesa de Barakaldo (hay otros 13 patronos), no apoyará «ningún proyecto que no tenga por objetivo apoyar a las personas con limitados recursos económicos, ya que ese es el mandato fundacional de Miranda». En este sentido, exigió «la presentación de un escrito que garantice la concertación de las plazas».

Cuando hizo público el proyecto, la propia entidad ya aseguró que se trataría de un centro «concertado o conveniado en su totalidad». Así, se acordó también en el mismo patronato del 22 de junio, donde este objetivo se fijó, además, como prioritario. La Fundación Miranda ya ha mantenido encuentros con responsables de la Diputación y el departamento de Salud del Gobierno vasco, además de con asociaciones como Gorabide, Argia y Avifes.

Fotos

Vídeos