La pasarela Murrieta ya salva las vías del tren en Barakaldo

Uno de los tramos mide 33 metros y pesa 17 toneladas. / s. Llamas

La mayor de las piezas llega hasta las 17 toneladas de peso y los 33,20 metros de largo

S. LLAMAS BARAKALDO.

Una pasarela conecta ya las vías del tren que separan el barrio de Urban del centro de Barakaldo. Una grúa de más de 650 toneladas ha trabajado durante la noche, con el servicio de ferrocarriles suspendido durante cinco horas, para colocar los dos tramos de estructura que sobrevuelan la estación de Desierto y que permanecen junto al lugar de las obras desde finales de la pasada semana. La mayor de las piezas llega hasta las 17 toneladas de peso y los 33,20 metros de largo, mientras que la otra supera los 26 metros y las 15 toneladas. El paso se podrá utilizar cuando finalicen completamente los trabajos, previsiblemente para este otoño.

La operación para colocar los dos tramos de pasarela comenzó pasada la medianoche. En los últimos días se han venido realizando las labores previas para posibilitar el montaje de esta pasada madrugada. Entre otras medidas ha sido necesario cortar calles al tráfico, eliminar temporalmente plazas de aparcamiento y dar acceso a los garajes privados a través de aceras.

El entorno volverá completamente a la normalidad este viernes. Será después de que se hayan finalizado todas las comprobaciones sobre la estructura.

La obra, que está suponiendo un desembolso de 1,16 millones de euros financiados por el Gobierno vasco, pondrán finalmente en valor la estructura de cemento construida en Murrieta hace más de cinco años, con un coste de 150.000 euros y que hace de estribo a la pasarela. Por el lado de Urban se está levantando un acceso que incluye rampa y un ascensor panorámico.

Fotos

Vídeos