Ortuella estudia ampliar su suelo industrial y el parque de viviendas con el nuevo plan de urbanismo

El Consistorio apusta por un crecimiento sostenido. / B. AGUDO
El Consistorio apusta por un crecimiento sostenido. / B. AGUDO

El avance del PGOU, que se presentó ayer a los vecinos, es la primera fase de un proceso que podría alargarse hasta el año 2022

ENEKO PÉREZ ORTUELLA.

Ortuella ya está dando los primeros pasos en firme para actualizar su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El actual, diseñado en 1985 y en funcionamiento desde 1986, «se ha quedado obsoleto y necesita una revisión profunda», admite a este periódico el concejal de Urbanismo, Óscar Salicio. Se trata de un documento esencial para conocer cuáles son los mejores modelos de gestión que puedan hacer crecer, de forma integral, al municipio. Por lo pronto, los vecinos pudieron ver ayer el avance del nuevo PGOU en la presentación que se hizo en el salón de conferencias de la OKE.

En este primer boceto, uno de los caballos de batalla es la ampliación del suelo industrial. Esta fase inicial recoge la posibilidad de ejecutar una operación para ampliar el terreno empresarial en el polígono del Ballonti II. Otra de las opciones es la de «crear un espacio de actividad económica mixta en la zona industrial de Urioste. Podría ser un parque de oficinas», señala el edil. Además, en estos momentos se está esperando que el Gobierno central otorgue el dinero necesario para desbloquear la fase de crecimiento y desarrollo del polígono industrial El Abra III, cuyo proyecto ya está terminado.

Otro de los grandes desafíos se centra en el crecimiento urbano del municipio. «Lo estamos mirando en un plazo de 5 a 10 años, necesitamos saber cuántas viviendas más puede soportar este pueblo», apunta Salicio. De momento, se estima que podrían construirse unos 500 pisos más, aunque «el crecimiento tiene que ser sostenido y real. Hay que estudiar la situación a fondo». Así, en el mapa presentado por el Consistorio se identifican zonas como los barrios de Gorbea o Nocedal, donde podrían promocionarse construcciones de media y baja densidad.

La voz de los vecinos

El nuevo PGOU, que podría estar listo para 2022, también reserva un papel importante para la colaboración vecinal. En ese sentido, a partir de ahora el avance estará expuesto durante dos meses para que la ciudadanía pueda presentar sus sugerencias. «Es importante estar al tanto del criterio que tiene la gente que vive en estas calles», zanja el edil. Después de este proceso de consulta, la decisión de seguir o no adelante con el proyecto será tomada en el pleno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos