Ortuella concluye la rehabilitación del antiguo matadero, que ha necesitado 10.000 euros más de inversión

Los aleros del inmueble, que ahora será sede para agrupaciones del municipio, se hallaban en un estado peor del esperado, según el alcalde

ENEKO PÉREZ ORTUELLA.

El antiguo matadero de Ortuella ya luce su nuevo aspecto. El edificio, construido por el arquitecto Celestino Martínez en 1958 y situado en el barrio de La Ralera, presentaba «un muy mal estado en general» después de que dejase de ser empleado como lugar para el sacrificio de animales a mediados de los 80. Este espacio fue utilizado después como taller y almacén por la Brigada Municipal de Obras, lo que no contribuyó a su mantenimiento en estado óptimo. Por ello, el Consistorio minero aprobó en el mes de julio acometer un proyecto de reforma integral en el que se ha invertido 57.000 euros, 10.000 más de lo previsto.

La variación en el montante final se ha debido al estado en el que se encontraron los aleros del inmueble. «Estaban peor de lo que nosotros esperábamos», reconoció ayer el alcalde, Saulo Nebreda. Según detalló, los trabajos correspondientes a la reforma han implicado «la renovación de la totalidad de la cubierta y el pintado de la fachada», tareas que ya han sido finalizadas dando nueva vida al edificio. Con todo, aún quedan algunos remates por pulir. «En breve se realizará el asfaltado de la entrada por un importe de 5.000 euros y, posteriormente, se procederá a la sustitución de las ventanas», concretó el regidor municipal.

Primer paso para cubrir el parque Otxartaga

El Ayuntamiento de Ortuella también ha sentado las bases para cubrir el parque Otxartaga, uno de los espacios de recreo más importantes de la localidad. Según anunció el alcalde, ya se ha licitado la elaboración del diseño de la obra por un valor de 12.000 euros. Este dinero estaría disponible «gracias al remanente de tesorería», puntualizó Nebreda. Ahora, resta por llevarse a cabo el proceso de adjudicación, fase que el Consistorio minero espera que esté concluida para diciembre. «Una vez sea elegida la empresa responsable de los trabajos, las obras empezarían a la mayor brevedad posible. La intención es que estén finalizadas en el primer trimestre de 2018», subrayó. El importe total del proyecto supondrá un desembolso total de 130.000 euros. La demanda vecinal y el característico clima de la zona, con precipitaciones regulares, han motivado al equipo de gobierno a tomar la decisión de techar este espacio que acoge numerosos eventos a lo largo del año. «La lluvia o el mal tiempo no van a impedir que niños y familias puedan estar tranquilamente en el parque y al aire libre», concluyo el regidor.

Para asociaciones locales

La reforma del antiguo matadero no solo se ha hecho por estética. El lugar también tiene una nueva misión. El primer edil aclaró que la rehabilitación surgió con el objeto de dar respuesta a dos necesidades: «Por un lado, a una antigua demanda vecinal del barrio de La Ralera; y por otro, queríamos seguir dotando de espacios útiles a las personas que hacen fuerte el tejido asociativo de Ortuella».

Y es que el edificio servirá de sede para agrupaciones que trabajan en la localidad. «Lo que hasta hace muy poco era un sitio abandonado es hoy una instalación apta para su utilización donde ya hay un local disponible para dos asociaciones», destacó el jeltzale. Una de estas agrupaciones es el Banco de Alimentos local, que sigue dando pasos adelante en su proyecto 'Comparte'. Allí se encontrará trabajando codo con codo con Ahotsenea, uno de los grupos responsables de la dinamización social de Ortuella que, enfocados en el mundo de la gastronomía, sirve a los vecinos como un lugar de esparcimiento y recreo.

Fotos

Vídeos