Las obras de reforma de la calle Santa Eulalia se alargarán al menos «medio año» más

Estado actual de la calle. / S. O.

La actuación, que tenía que haber finalizado en junio, se ha complicado por el deterioro de las infraestructuras existentes bajo tierra

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

Ha pasado un año desde el inicio de la reforma integral de la calle Santa Eulalia, una de las arterias más céntricas y comerciales de Santurtzi, y las máquinas siguen trabajando. Lejos de lucir su nuevo aspecto, como estaba previsto, el vial continúa patas arriba y lo seguirá estando unos meses más. Según confirmó el concejal de Obras y Servicios, Álvaro Aresti, los trabajos se prolongarán al menos «hasta diciembre».

EH Bildu se hizo eco ayer del «malestar» de los comerciantes y de los vecinos, que llevan soportando obras durante trece meses. «Ya tenía que estar acabada y aún no se ha ejecutado ni la mitad. Está toda la calle levantada. Siempre pueden surgir imprevistos, pero con unos márgenes. Es un retraso inexplicable e intolerable», denunció el portavoz de la coalición soberanista, Imanol Urtiaga. Las obras comenzaron en junio de 2016 con la intención de dividirse en cuatro fases y minimizar las molestias.

La demora en los plazos se ha debido a la falta de documentación «detallada y real» de las instalaciones e infraestructuras que van bajo tierra, así que hasta que no se ha excavado no se ha podido constatar el «deterioro» de las mismas. Y su estado era «peor» de lo que se preveía. «En muchos casos hemos ido a ciegas. Cuando hemos querido meter la máquina para quitar lo que había, hemos tenido que hacerlo a mano de lo mal que estaba. Hay que tener en cuenta que viene de cuarenta años atrás y cómo se hacían las cosas en aquel entonces...», justificó el edil sobre una demora que también ha sido consecuencia del empeño de haber tratado de compatibilizar la vida comercial con los trabajos.

Sin sobrecoste

«No se ha querido perjudicar a los comercios y en muchas ocasiones se esperaba a la una y media del mediodía para quitar las pasarelas y seguir trabajando». Para el cabeza visible de EH Bildu, sin embargo, el retraso es fruto de la «mala gestión» del equipo de Gobierno:«Se necesitaría más personal». También criticó el incumplimiento del PNV, que usó esta actuación con fines electorales en 2015, de no hacer coincidir las fases «ya que se está actuando simultáneamente en dos tramos».

El cambio de planes no implicará un sobrecoste a la partida destinada a la obra, que era de 1,4 millones de euros. «Entendemos que cuanto más tarde en finalizar, la empresa más tendrá que pagar a los operarios, pero es un precio cerrado. El pecado ha sido el tiempo, pero va a quedar perfectament

Fotos

Vídeos