Fútbol infantil

«A los niños tienes que enseñarles que no todo vale para ganar»

«A los niños tienes que enseñarles que no todo vale para ganar»

El entrenador del equipo infantil del Barakaldo jugó con un futbolista menos su partido de este sábado en solidaridad con el Leioa, que solo tenía diez niños disponibles

ENEKO PÉREZ Barakaldo

Alejados de los focos, los micrófonos, los coches de lujo y las galas, los niños que sueñan con ser futbolistas disputan todos los fines de semana encuentros en los que, por encima de todo, se suele respirar la pureza primaria del deporte. Sin aditivos ni edulcorantes. Solo así se podría explicar lo que sucedió este sábado en un partido de la categoría Infantil entre el Leioa y el Barakaldo, disputado en Sarriena. Allí se celebró un partido que pasará al recuerdo de muchos por un gesto de deportividad digno de elogio.

Eneko García, técnico del conjunto gualdinegro, decidió salir al campo con un jugador menos en solidaridad con un Leioa que había llegado a esta fecha del campeonato en cuadro. La escuadra de la Margen Derecha, que había estado entrenando toda la semana con doce críos, se presentó al partido con once y, para colmo de males, uno de ellos, que ya venía con molestias, se terminó de romper en el calentamiento. Ambas directivas hablaron días antes de suspender la jornada, opción que finalmente fue desechada. La situación invitaba a pensar en lo peor para los locales, que tuvieron que pedir permiso al árbitro para salir con diez.

Al ver lo que estaba sucediendo, el preparador fabril reunió a su grupo y notificó a uno de los titulares que debía quedarse en el banquillo, y que no tendría sustituto. «Los chavales se quedaron un poco extrañados, no lo entendieron en un primer momento. Son muy jóvenes y, a veces, hay cosas que se les escapan», revela el preparador fabril, un sestaoarra de 30 años. «Una de las cosas que les dije para que lo entendiera es que a ver qué tal les sentaría a ellos jugar todo el rato con uno menos contra un equipo que tuviese 15 o 16 jugadores», recuerda.

El detalle, que pilló también de improviso a los padres y demás familiares que se acercaron a ver este duelo, sorprendió gratamente al banquillo rival, quien agradeció más tarde esta acción en su canal de Twitter en un post que se convirtió en viral: «(Este tipo de acciones) valen más que cualquier título». El resultado del choque fue lo de menos, aunque casualmente también terminó en tablas... A tres.

Los valores del deporte

«A estos niños les tienes que enseñar que no todo vale para ganar. Importa más el cómo buscas la victoria que el que acabes consiguiéndola», admite el míster gualdinegro, que también inciden en que «por encima del fútbol, están los valores humanos. Estos chicos deben asimilar lo antes posible que hasta Primera División solo llega unos poquísimos afortunados. En este camino, nuestro único objetivo es formarles como personas y, obviamente, deportistas. Es su primer año en campo grande y tienen que adaptarse a situaciones y problemas nuevos», zanja García algo abrumado con la repercusión de su gesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos