Muskiz volverá a viajar este domingo al siglo XIX para recordar su tradición minera

Participan un centenar de vecinos vestidos de época. / J. ALEMANY

La IX edición de 'Pobeña 1890', que organiza el Centro Trueba, traerá novedades, como un taller de hilanderas o un carrejo de bolos a katxete

SERGIO LLAMAS MUSKIZ.

Desde hace nueve años el barrio de Pobeña, en Muskiz, tiene una ventana abierta hacia el siglo XIX. Este domingo volverá a abrirla para celebrar una nueva edición de su fiesta 'Pobeña 1890' con la que recuerda cinco siglos de actividad minera en la comarca. Desde las diez de la mañana, y hasta bien entrada la tarde, el lugar se transformará con un centenar de vecinos caracterizados de época que recrearán escenarios de otros tiempos, como un lavadero de mujeres, un taller de hilanderas, una fragua, un antiguo carrejo de bolos a katxete en el que disputar desafíos y apuestas o una taberna de antaño.

«Durante todo el día pretende ser un lugar de encuentro para todo el que quiera recordar cómo se vivía en aquella época», animó el alcalde de Muskiz, Borja Liaño, quien recordó que la cita del domingo también será una oportunidad para «conocer este entorno y disfrutar de nuestra playa, de los menús del día en los magníficos restaurantes que tenemos en Pobeña y de un refrigerio aprovechando que parece que el tiempo va a acompañar».

Aunque mantendrá su esencia con el itinerario marcado por un carro tirado por bueyes y cargado de mineral, la cita de este año incorporará novedades como la presencia de un taller de hilanderas a cargo de las hermanas Montalbán de El Regato y de tres pobeñesas.

Un estudio de 3 años ha permitido localizar un antiguo carrejo de bolos a katxete en PobeñaColaborarán entidades como la asociación de bateleros, que instalará un museo pesquero

El Centro Trueba, creador de esta fiesta, contará este año con la colaboración de otras entidad'es como la asociación cultural de Avellaneda de Balmaseda o la de Punta Lucero de Zierbena. Enriquecerán la cita con nuevos escenarios. Así, el Museo Minero ayudará a representar una bocamina, la sociedad cultural Alen, de Sopuerta, representará un mallado, la de bateleros Itsas Egurra Haizean montará un pequeño museo de pesca y Talka de Urioste, un carrejo de bolos a katxete. «Llevamos tres años investigando sobre esta modalidad extraña que se desarrolla en el valle de Somorrostro, entre Barakaldo y Muskiz», explicó el portavoz del Centro Trueba, Ricardo Santamaría. Precisamente, el más occidental localizado hasta la fecha se ubicaba en Pobeña.

Homenajes y monumento

El último acto será a las 18.30 horas, cuando el mineral será cargado en bateles en el puerto venaquero. Antes habrá tiempo para una comida popular y para el homenaje a una vecina de Pobeña, Esther Barragán, y a uno de los fundadores del Museo Minero, Carmelo Uriarte. También se colocará un monumento creado a partir de un pedazo de mineral cedido por el Museo Minero, al que se le han engarzado eslabones de cadena con ayuda de Vicinay y Talleres Sopuerta.

Fotos

Vídeos