Muskiz planea recurrir a cámaras para combatir los vertederos

S. LLAMAS MUSKIZ.

El Ayuntamiento de Muskiz perseguirá a quienes contribuyen a la creación de vertederos incontrolados en el municipio. Ayer, el alcalde, Borja Liaño, anunció que el Consistorio minero estudia la posibilidad de instalar cámaras de vigilancia en las zonas donde últimamente están apareciendo con cierta frecuencia restos de escombros y otros desechos, como en el entorno de Nesilla, Los Vahos o en los caminos entre Kobaron y Pobeña.

Liaño también solicitó ayer la colaboración ciudadana para combatir estos comportamientos de «desaprensivos que vierten sus escombros en zonas no habilitadas para ello» y recordó el trabajo que se está desarrollando para limpiar estas zonas. Además de la empresa de limpieza, que incluye un servicio de este tipo, para estas actuaciones recurren habitualmente al centro Talleres Gallarreta, con el que recientemente han renovado una encomienda para el mantenimiento y limpieza del mobiliario urbano.

El alcalde de Muskiz recordó, además, que las ordenanzas municipales recogen sanciones para quienes arrojan sus residuos en zonas no reguladas para ello y reconoció que se ha notado un repunte en la aparición de bolsas con escombros y restos de obra. «Obviamente no lo hacen a la luz del día y a la vista de la gente. Entendemos que la solución pasa por la sensibilización contra este tipo de prácticas», señaló.

Talleres Gallarreta

Liaño recordó ayer la colaboración que los Ayuntamientos de la comarca mantienen con el centro especial de empleo de Talleres Gallarreta, al que abonarán 4.500 euros mensuales hasta finales de año para el mantenimiento y pintado de los bancos, así como para la revisión y limpieza de los paneles de anuncios que hay repartidos por el municipio, entre otras actuaciones. El año pasado, el Consistorio minero le abonó unos 60.000 euros por diversos trabajos.

Temas

Muskiz

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos