El mayor coste de la obra obliga a sacar de nuevo a licitación un ascensor urbano en Santurtzi

El elevador mejorará la accesibilidad en el entorno. / F. GÓMEZ
El elevador mejorará la accesibilidad en el entorno. / F. GÓMEZ

El mal estado de los cimientos donde se iba a instalar, en la plaza Señorío de Bizkaia, obliga a rescindir el contrato entre la empresa y el Consistorio

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

El ascensor de la plaza Señorío de Bizkaia, en Santurtzi, tendrá que esperar. La Junta de Gobierno local del Ayuntamiento marinero tratará hoy la rescisión del contrato de la obra del que será el noveno elevador urbano del municipio y que estaba pensado para mejorar la accesibilidad a los Juzgados y a la plaza desde la avenida Cristóbal Murrieta.

El pasado mes de febrero, la empresa adjudicataria de la ejecución de la obra se percató de que había más tajo del inicialmente previsto después de realizar las primeras catas. Por ello, informó al Consistorio de que no era posible materializar el proyecto según los términos aprobados en el correspondiente concurso de licitación, que concluyó el pasado agosto. Según informaron ayer fuentes municipales, la adjudicataria comprobó que era necesaria «la ejecución de muros de sostenimiento de zapatas y de terreno», debido al estado de los cimientos de la parcela en la que se levantará la infraestructura, «algo que no se podía haber visto hasta no comenzar con las obras».

«El arquitecto redactor del proyecto ha emitido un informe en el que dice que es estrictamente necesario recalcular la cimentación y, por tanto, la estructura en su conjunto», añadieron. Esta variación del proyecto supone un 10% de encarecimiento del precio inicial -376.054 euros-, por lo que al superar dicho porcentaje, ley exige una nueva licitación.

Una «prioridad»

Desde el Ayuntamiento señalan que la rescisión del contrato ha sido «por mutuo acuerdo», por lo que no supone ningún coste para las arcas municipales. Los técnicos municipales ya están trabajando en la modificación del proyecto y en el precio exacto del mismo, aunque se estima que superará los 413.000 euros.

La idea del equipo de gobierno es que la obra se retome este mismo año al tratarse de una «prioridad», pues mejorará la calidad de vida de miles de vecinos del entorno. «Pretendemos ejecutarlo a lo largo de este año, pero debemos hacerlo con plenas garantías de seguridad. Queremos explicar todo esto a los vecinos de primera mano, por lo que ya hemos quedado con los administradores para convocar a los presidentes de las comunidades y transmitirles los nuevos plazos de ejecución de este proyecto», señaló ayer el concejal de Obras y Servicios, Álvaro Aresti.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos