La lucha contra la Variante Sur Ferroviaria activa una asociación de vecinos en Gorostiza

El encuentro con los residentes del 26 de octubre dio origen a la nueva asociación. / BARAKALDO NATURALA
El encuentro con los residentes del 26 de octubre dio origen a la nueva asociación. / BARAKALDO NATURALA

Hoy se formalizará la agrupación, que abordará las problemáticas del histórico barrio, incluido el temor a un trazado del tren que afecte al entorno

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Al pulmón de Barakaldo le faltaba tener voz. El histórico barrio de Gorostiza, que en los últimos años se ha visto ampliado con la construcción de varios chalés, constituirá esta semana su primera asociación vecinal. Así se decidió durante la celebración de un encuentro con los residentes organizado por Barakaldo Naturala el domingo 26 de noviembre para hablar del proyecto de la Variante Sur Ferroviaria, cuyo último recorrido conocido afectaba especialmente a esta zona.

«En 2004 ya se habló de crear la asociación a raíz del tema de la Supersur. Entonces nos movilizamos, celebramos concentraciones y se consiguió que desplazaran el trazado, pero el tema de la asociación se quedó parado», explica uno de los impulsores de la iniciativa, Pedro Maza, que hoy se encargará de mover los papeles para formalizar la asociación.

Maza preside actualmente el club de bolos a katxete del barrio. Aunque con carácter deportivo, hasta ahora éste era el colectivo que más representaba a la zona, con cerca de 300 vecinos. «El año pasado en nombre de esa asociación fuimos a hablar con los guardas de la presa para que hablaran con sus jefes, porque el río está hecho una pena y cuando abren el pantano se inunda todo. Es un problema grave que se repite todos los años, y eso que hace tiempo que no nos coincide con un temporal fuerte», lamenta el hombre. Hace pocos días el río ya amenazó con volver a salirse de su cauce.

Este pasado domingo el colectivo celebró una reunión en Gorostiza para acordar quiénes compondrán la primera Junta Directiva y rellenar los documentos. Cerca de 40 personas participaron en la iniciativa.

Aunque no es la única cuestión que preocupa, ahora la que más inquietud causa en el barrio es la de la Variante Sur Ferroviaria. Barakaldo Naturala, un grupo surgido en 2008 para abordar la problemática en el municipio de la Supersur y del futuro trazado del tren, ya ha celebrado tres encuentros en Gorostiza para informarles sobre las últimas novedades que conocen del proyecto. En el último detallaron la reunión que han mantenido con un responsable de Euskal Trenbide Sarea, gracias a la que pudieron confirmar que se están desarrollando unos estudios geotécnicos en el entorno de Gorostiza para elaborar el nuevo proyecto.

A causa de esto sospechan que la línea podría trasladarse más al sur y afectar a las viviendas ubicadas en la zona del carrejo. En tal caso, advierten, la medida conllevaría expropiaciones. «Además en la zona de Gorostiza iría instalada una subestación eléctrica y un área de evacuación, por lo que la superficie ocupada al aire, es decir, no tunelada, sería superior», añade una de las representantes de la agrupación, Begoña Rodríguez.

Mesa de trabajo

Barakaldo Naturala, que el pasado mes volvió a solicitarle al Ayuntamiento que convoque la mesa de trabajo de la Variante Sur Ferroviaria, calcula que para marzo se podría publicar en el BOE el nuevo estudio. El anterior data de noviembre de 2015, e incluye dos viaductos sobre Castrexana y Gorostiza, que sólo en la primera fase del proyecto suponía expropiar 33.000 metros cuadrados de suelo rural y unos 5.000 de suelo urbano. Rodríguez recuerda que además pasaría por debajo de la celda de lindane y del vertedero «lo que es una bomba de relojería». «No se trata sólo presentar alegaciones cuando se publique. Entendemos que se debería tener en cuenta la opinión de los vecinos mientras se diseña, y que primero tendrían que convencernos de que ésta es una obra necesaria», reivindica.

Entre tanto, la reunión congregó a cerca de 80 vecinos y prendió la mecha para la creación de la nueva asociación. «Tenemos otras reivindicaciones, como pedir más frecuencia del autobús. Ahora pasa cada hora, por lo que si pierdes el de las siete tienes que esperarte hasta las ocho para poder venirte hasta Gorostiza o hasta El Regato. En verano si tienes que ir andando lo haces, pero con este tiempo...», apunta Maza. También han hablado de recuperar el proyecto de un ambulatorio para la zona, ya que actualmente tienen que desplazarse hasta el de Cruces.

Maza reflexiona que las cuestiones que afectan al barrio no son sólo un tema de los residentes, ya que cientos de personas pasean por su entorno todos los fines de semana. «Entre todos tenemos que parar esto, o por lo menos conseguir que hagan el menor daño posible», defiende.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos