Denuncian que las lluvias dejan «incomunicados» dos barrios en Trapagaran

Los vecinos de Elguero y Las Delicias sufren balsas de agua en la carretera BI-3747 desde hace más de un año

ENEKO PÉREZ TRAPAGARAN.

La lluvia no siempre es bien recibida. Ni siquiera ahora, que se habla de falta de agua en los pantanos del norte de la península, algunos en mínimos históricos. En los barrios de Elguero y Las Delicias, en Trapagaran, tiemblan cuando ven el cielo gris y amenaza de chaparrón, como ha ocurrido esta semana. ¿La razón? Las balsas de agua en la carretera BI-3747.

Cada vez que llueve con fuerza, la vía queda inundada y, según el PSE del municipio, deja incomunicados a los vecinos. La situación, al parecer, no es nueva. Hace un año, los socialistas ya avisaron a los responsables municipales «de los graves problemas que sufrían los vecinos de estos barrios por la aparición de grandes balsas de agua en la carretera», circunstancia que impide el paso de vehículos a estas zonas. La coalición socialista lamenta que «hasta la fecha no ha obtenido respuesta alguna» por parte del equipo de gobiernos.

Por ello, con el regreso del mal tiempo aprovecha para exigir al Ayuntamiento «una solución inmediata» que devuelva la tranquilidad a los residentes. «Desde el Ayuntamiento no se ha hecho absolutamente nada y, en días lluviosos como los que estamos viviendo, la situación se vuelve a reproducir», destacan. De hecho, la jornada de ayer volvió a dejar imágenes molestas para los vecinos de la zona.

Petición oficial

Tras la entrada en el periodo otoñal, con su lógico incremento de las precipitaciones, el PSE considera «necesario y urgente que el equipo de gobierno tome ya las medidas necesarias para solucionar este problema». Por esta razón, la formación ha registrado de nuevo en el Consistorio una petición oficial para que «se haga algo de una vez» y se ponga fin a las balsas que tantos dolores de cabeza están provocando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos