«La lluvia nos lo pone aún más complicado»

El convoy transporta un transformador reparado Trapagaran. / M. C.
El convoy transporta un transformador reparado Trapagaran. / M. C.

Un 'megatruck' de 100 metros de largo y 500 toneladas partió ayer de Portugalete para iniciar un delicado trayecto que durará hasta el jueves

SILVIA OSORIO PORTUGALETE.

Con cien metros de largo, más de 500 toneladas, 47 neumáticos y tres cabezas tractoras, el 'megatruck' que circula estos días por las carreteras vascas parece una bestia capaz de hacer frente a todo. Ayer, emprendió el tramo más delicado de su travesía hasta la subestación de Hernani para transportar un transformador que en mayo fue llevado a la factoría ABB, en Trapagaran, para su reparación.

La pieza realizará hoy un periplo de unos cien kilómetros, un trayecto que durará hasta la madrugada del viernes. El viaje, que en coche se cubre en algo más de una hora, está calculado al dedillo tras meses de trabajo y reuniones con la Diputación, Gobierno vasco y la Ertzaintza. Si la envergadura del convoy ya pone de manifiesto la extrema dificultad del operativo, las malas condiciones climatológicas complican aún más la faena. La posibilidad de que cayera agua puso sobre alerta a los responsables de este laborioso transporte, Transportes y Grúas Aguado. «La lluvia nos lo pone aún más difícil. No es lo mismo un asfalto seco que uno mojado. Tenemos tres camiones y otro de reserva por si hiciera falta», explicó Iker Arriaga, jefe del operativo.

Pero el megacamión está preparado para cualquier adversidad y la primera jornada transcurrió con normalidad. El operativo de vuelta se ha divido en dos fases. La pieza -de 240 toneladas, 10 más que cuando llegó a 'boxes' por haberle sido incorporada más potencia- salió el domingo de la fábrica de Galindo en equipos modulares autopropulsados, un transporte especial, de menor tamaño que el 'megatruck', debido a la dificultad orográfica y al puente de la salida de la factoría, que no soporta una estructura de tanto peso.

47 son los neumáticos que mueven al gigantesco camión, que cuenta con tres cabezas tractoras

El monstruoso vehículo le esperó aparcado en la explanada del eje del Ballonti para continuar el viaje hasta Altube, a donde llegó pasadas las cuatro de la madrugada acompañado por efectivos de la Policía autonómica. Antes, fue necesario realizar una maniobra de cuatro horas para trasladar el transformador al gigantesco camión: la pieza quedó suspendida en el aire enganchada por varios pórticos hasta que el 'megatruck' se colocó bajo la misma y ésta pudo ser trincada en la plataforma.

En sentido contrario

A las 11 de la noche, el camión abandonó Ballonti para dirigirse por la AP68 hasta la gasolinera de Altube, donde, después de varias horas de parada, reanudará el camino hasta su destino final. Para el operativo de ayer, fue necesario colocar varios 'bypass' y cortar una hora la circulación, ya que en el tramo que va desde el peaje a la gasolinera, el tráiler circuló en sentido contrario.

Más que por su peso, los principales problemas del convoy están motivados por su longitud, que supone una gran dificultad para realizar giros en curvas o rotondas. Otros puntos peligrosos son los puentes, donde es necesario aminorar aún más la velocidad, la cual en tramos llanos no supera los 30 kilómetros/hora. «Vamos casi parados. Uno que pase en bicicleta va mucho más rápido», señala Arriaga. El 'megatruck' regresará la próxima semana a la factoría ABB con otro transformador que debe ser reparado.

Fotos

Vídeos