SEGUNDA B

Los de Larrazabal vuelven al tajo

Por el momento, la primera plantilla está integrada por 17 jugadores.
Por el momento, la primera plantilla está integrada por 17 jugadores. / L. A. G.

El técnico de Loiu inicia la pretemporada al mando del conjunto fabril con la premisa de «volver a enganchar a la afición»

SILVIA OSORIOBARAKALDO

Con «ilusiones renovadas». Así volvió ayer al tajo el Barakaldo tras las vacaciones. Después de una temporada con las aguas revueltas, el club quiere hacer olvidar a su fiel parroquia la tormenta institucional de este curso que aún colea. Los logros deportivos son fundamentales. El conjunto gualdinegro, ya al mando de Aitor Larrazabal, se puso el mono de faena con el objetivo de prepararse para una exigente competición en la que el objetivo es el play-off.

«Queremos volver a enganchar a la afición y ofrecer las garantías necesarias para que el público venga contento y disfrute. Para conseguir eso, es el equipo el que tiene que mostrarse y ofrecer una buena», señaló ayer el técnico de Loiu tras la primera sesión de entrenamiento que tuvo lugar en Lasesarre. Por el momento, las filas fabriles están integradas por un total de 17 jugadores. La columna vertebral del equipo se mantiene con diez jugadores que siguen, pero han llegado refuerzos de garantías como Jurgi Oteo, ‘Son’, Sergio García, David Cuerva, Rubén González, Boian y Picón.

Cinco juveniles a prueba

Asimismo, el exjugador del Athletic citó a cinco juveniles que lucharán por quedarse en el primer equipo. Del juvenil, ha reclutado a Bittor, Txabo, Martín e Iván, un guardameta que se incorporará el sábado. Mientras que del Abanto probará a Ibon Mesa y del Gallarta, a Yaser Hamed. La primera sesión fue suave y el objetivo fue empezar a conocerse entre unos y otros. «Es importante que ellos se vayan cohesionando entre ellos mismos, según sus perfiles, y que vayan conociendo las ideas que queremos ir plasmando poco a poco», explicó el míster.

Hoy y mañana se realizarán las pruebas físicas y a partir del sábado se intensificará la carga de trabajo. De hecho, a partir del lunes habrá sesiones de mañana y tarde con el objetivo de ponerse a punto para el amistoso del miércoles ante el Eibar. «Para nosotros va a ser una prueba en el aspecto físico», valoró Larrazabal al tiempo que confirmó que todos sus pupilos han vuelto en buenas condiciones y pueden ser de la partida.

Fotos

Vídeos