Una nueva agresión sexual en los ‘cármenes’ de Santurtzi agudiza la alarma sobre las fiestas

El pasado día 17, ya se realizó una concentración para denunciar otra agresión, / Luis Ángel Gómez

El Ayuntamiento convoca hoy una concentración de repulsa tras el ataque, el cuarto en apenas una semana en festejos populares de Bizkaia

José Mari Reviriego
JOSÉ MARI REVIRIEGO

La lacra de los abusos sexuales contra las mujeres ha vuelto a sacudir las fiestas patronales que se celebran en verano en Bizkaia. A pesar de las fuertes campañas de sensibilización y prevención lanzadas por los municipios con el lema ‘No es no’, la provincia se ha visto sobresaltada en la última semana por cuatro agresiones machistas. La última de ellas denunciada en Santurtzi, que estos días está disfrutando de los ‘cármenes’. La Ertzaintza confirmó ayer un intento de agresión a una mujer en la noche del sábado al domingo, sobre las 6 de la madrugada, en la localidad marinera. La concatenación de incidentes de esta naturaleza en un período tan corto de tiempo agudiza la alarma sobre los festejos populares del territorio, eventos dados al consumo excesivo de alcohol que reúnen a públicos multitudinarios.

El intento de agresión sexual en Santurtzi, que está siendo investigado por la Policía autónoma, fue condenado ayer por todos los partidos del Ayuntamiento, gobernado por el PNV. Los grupos municipales han convocado una concentración silenciosa esta tarde, a las 19.00 horas, frente a la casa consistorial para expresar su «unánime y rotunda repulsa» a cualquier acto de violencia sexual contra las mujeres.

LA CLAVE

115
casos contra la libertad sexual han ocurrido en Bizkaia en el primer semestre. En Euskadi son 218, un 28% más que en el mismo período de 2016.

Se trata del segundo ataque machista que sacude a la localidad de la Margen Izquierda durante la celebración de las fiestas de El Carmen. El primero de ellos tuvo lugar en el primer sábado en una zona de marcha y acabó con la detención de un hombre de 55 años. Agentes de la Ertzaintza le arrestaron como presunto autor de un delito contra la libertad sexual por realizar «varios tocamientos» a una joven de 26 años que, en ese momento, se encontraba «dormida» en un local de copas de la calle Itsasalde (antigua Capitán Mendizábal), posiblemente por efectos del consumo de alcohol. Un grupo de testigos se percató del incidente y logró retener al sospechoso hasta la llegada de la patrulla.

Es el segundo ataque tras el arresto de un hombre por tocamientos a una joven dormida en un bar SAnturtzi

Una menor en Amorebieta

No ha sido el único sobresalto vivido en la campaña estival de fiestas populares. En apenas una semana se han registrado otros dos casos. El primero en Amorebieta, donde una chica de 17 años denunció haber sido víctima de «tocamientos con violencia». Al tratarse de una menor, la Ertzaintza apenas difundió información de un caso sobre el que ha abierto diligencias. Pero según pudo saber este periódico, la adolescente fue obligada por un varón a abandonar un bar a altas horas de la madrugada. Al parecer, la agresión se produjo en el exterior del local.

Una mujer logró zafarse de un individuo que le atacó por la espalda cerca de las txosnas barakaldo

El otro incidente sexista se produjo en Barakaldo en la noche del miércoles al jueves, ecuador de sus fiestas patronales de El Carmen. En esta ocasión, una mujer fue atacada por la espalda por un hombre del que finalmente logró zafarse y escapar. El ataque tuvo lugar en una calle cercana al recinto de las txosnas. La víctima no presentó una denuncia formal, pero sí quiso comunicar los hechos. A raíz de su divulgación, numerosos vecinos y autoridades se concentraron en el parque de Los Hermanos, mientras las comparsas y los establecimientos hosteleros de la zona festiva de Zaballa apagaron la música durante quince minutos en señal de repulsa.

Con anterioridad a esta última cadena de agresiones sexuales, la localidad de Sopela fue el escenario de otro ataque durante las fiestas de San Pedro a finales de junio. En este caso, la Ertzaintza detuvo a un joven de 21 años por intentar abusar de una chica de 19 con la que había quedado a través de internet.

Fotos

Vídeos