Inspección de Trabajo visita la comisaría de Barakaldo tras recibir un informe sobre sus deficiencias

El edificio de la comisaría de Barakaldo es de titularidad estatal. / S. LLAMAS
El edificio de la comisaría de Barakaldo es de titularidad estatal. / S. LLAMAS

El Sindicato Vasco de Policía y Emergencias notificó los problemas de las instalaciones, en las que el Ayuntamiento va a invertir 50.000 euros

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Inspección de Trabajo realizó una visita ayer a mediodía a la comisaría de la Policía Local de Barakaldo, ubicada en Lasesarre, después de que el Sindicato Vasco de Policía y Emergencias (SVPE) les remitiera un informe sobre la situación de las instalaciones. En el documento hacen un repaso de las principales deficiencias del inmueble, cuya titularidad depende del Ministerio del Interior, como un cuarto de material sin ventilación que impide que los chalecos se sequen adecuadamente tras su uso, zonas en las que faltan trozos del techo o un escalón en la entrada al calabozo que genera peligro para la persona que va esposada.

El Ayuntamiento de Barakaldo ya anunció el pasado mes que invertirá 50.000 euros en varias reformas dirigidas principalmente a mejorar los accesos y generar una nueva disposición de la planta baja. Entre otras medidas, la actuación aportará mayor privacidad a la zona en la que se presentan las denuncias y permitirá habilitar una zona especial para almacenar las emisoras de radio. Actualmente, los trabajadores sufren un zumbido constante generado por la recarga de estos equipos. «Al final, se sale de allí con dolor de cabeza», criticaron desde el SVPE.

Entre los problemas que presenta el actual equipamiento, en el SVPE señalaron las altas temperaturas que alcanzan algunas de las dependencias en verano, la existencia de sillas de oficina sin reposabrazos, que no son de 24 horas, o pupitres en la sala de 'briefing' demasiado pequeños para sentarse con la dotación policial. Además, hay unos baños unisex cuyas puertas no tienen los distintivos adecuados para diferenciar entre hombres y mujeres y una ducha e inodoro en la segunda planta para un total de 17 mujeres en plantilla.

Coches y chalecos

El equipo de gobierno del PNV reconoció que las instalaciones de la comisaría se encuentran obsoletas desde hace tiempo, si bien advirtió que la propuesta de construir una nueva comisaría desde cero resulta actualmente inasumible por falta de suelo y de disponibilidad económica. Este año anunciaron, además, inversiones por valor de 300.000 euros para mejorar los equipos de la Policía Municipal, incluyendo la adquisición de nuevos vehículos y chalecos antibalas.

En febrero la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento presentó una denuncia ante Osalan por incumplimiento de las obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales. Entonces, señalaron problemas como continuas corrientes de aire, trampas para ratas en el garaje, humedades y paneles de falsos techos agrietados, y otros que se encontraban colgantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos