La hostelería de Barakaldo aúpa los 'carmenes'

Una de las actuaciones que se han organizado estos días en la calle San Antolín. / S. LLAMAS

Bares y cafeterías refuerzan el programa de fiestas en la calle con actuaciones en directo, talleres y animación familiar

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Los expertos en animar las calles también se suman a la fiesta. Los hosteleros de Barakaldo completan el programa de los 'cármenes' con decenas de propuestas junto a sus locales que van desde actuaciones musicales en directo a juegos infantiles, exhibiciones de danza, bailables y sorteos. Es el caso de la calle Zaballa. Allí, 16 establecimientos han unido fuerzas para que la música cruce la puerta de sus locales y la fiesta lo inunde todo.

El fin de semana un DJ pinchará temas del recuerdo -principalmente de los 80- de siete de la tarde a una de la mañana, mientras los txikis se entretienen con propuestas pensadas para su edad (de 19.00 a 22.00 horas). «Se trata de ambientar la calle. Que la gente no solo pase, sino que les apetezca quedarse por la zona», explica Julio Sotomayor, del bar Lambda. Es organizador de un programa en el que también participan Baratzalde, New Sony, Loch Ness, My Way, La Cuadra, Mullins, Ocho Berria, Urbi, Green, Cosmopolitan, Rock Café, Jamones, Horreo, Mendi y Basoa.

El encargado del Lambda reconoce que el cambio de ubicación de las txosnas perjudicó a la hostelería del centro. Lo hace, además, en una fecha clave para el sector. «Si no va bien en las fiestas tenemos un problema, porque aquí ya no se trabaja hasta septiembre», apunta. Además de atraer clientes, el objetivo del programa es también recompensar a los habituales. Hay promociones especiales, se les ceden espacios para comidas de grupo y se sortean mil euros a través de papeletas que se reparten con las consumiciones.

La animación de los hosteleros no acaba cuando se atraviesa la calle Zaballa. En San Antolín, junto a la Escuela de Idiomas, tres bares -el Eguzki, la Palentina y el Dantzari- también se han unido para programar ocho conciertos frente a sus terrazas. El año pasado, el Eguzki ya acercó la música en directo. «Esta vez nos hemos juntado los tres. Nos tenemos que movilizar», advierte José Miguel Alonso, de la Palentina. La mayoría de los artistas que acuden son de Barakaldo. Algunos tan conocidos como 'Homoken Loboken', que el pasado sábado 15 se acercaron hasta la plaza. «Estuvo todo petado. Estamos muy contentos», celebra Emilio 'Eguzki', quien señala que el Ayuntamiento colabora con ellos. «El próximo año vamos a pedir que nos dejen ocupar parte del jardín y poner un escenario mejor», avanza.

Cerca de los negocios

Aunque el escenario fuera discreto, Aritza Castro (en la percusión) y los madrileños David Ruiz (al bajo) y Roberto Nieva (con el saxofón) supieron sacarle partido este lunes. «Cada vez más locales se animan a organizar conciertos. Las actuaciones tienen que estar en la calle y cerca de los negocios. Tienen que beneficiar a ambas partes», reivindica Castro, que al ser miembro de la Banda Municipal también participa en fiestas en otras actuaciones, como el concierto ofrecido en la Herriko Plaza junto a Nuria Fergó el miércoles. Anoche, la zona fue tomada por adolescentes deseosos de cantar las canciones de Dvicio.

La plaza Europa era otro de los rincones olvidados por la programación de fiestas. Sin embargo, el Adnarik ha organizado más de una decena de actividades que van del cine en la calle a castillos y juegos con espuma, exhibiciones, talleres, circuitos de karts, chicharrillos y actuaciones. El pasado domingo abarrotaron el recinto con una exhibición de danzas vascas y senegalesas.

«Organizamos actividades en fiestas el año pasado por primera vez y después también hemos hecho alguna otra cosa, como un desfile de moda y un concurso de maquillaje», detalla el responsable de la taberna, Richard Fernández. «La gente pensaba que eran cosas hechas por el Ayuntamiento, pero lo hemos montado nosotros», apunta el hombre, quien reconoce que todavía se nota la crisis. Aunque en fiestas, eso sí, un poco menos.

Fotos

Vídeos