El Hospital de San Eloy suspende hasta final de año las cirugías concertadas por las tardes

El Hospital de San Eloy suspende hasta final de año las cirugías concertadas por las tardes

Los sindicatos alertan de «recortes» en el personal del centro baracaldés, mientras que la dirección muestra «tranquilidad» porque la lista de espera está «contenida»

SILVIA OSORIO BARAKALDO.

El Hospital de San Eloy, en Barakaldo, suspenderá hasta final de año la actividad quirúrgica autoconcertada por las tardes. Así lo confirmó ayer Julen Ballesteros, director gerente de la OSI Barakaldo-Cruces, ya que los responsables del centro fabril consideran «suficientes» las intervenciones realizadas en lo que va de año bajo esta modalidad de contratación: médicos contratados por Osakidetza fuera de su jornada laboral para realizar operaciones quirúrgicas.

«Hemos hecho 30 jornadas más que el año pasado. Hemos analizado la lista de espera y está contenida. Estamos tranquilos», afirman desde el centro sanitario. Sin embargo, el sindicato ESK considera que la lista de espera «se disparará» como consecuencia de esta decisión y alerta de que, además, lleva aparejada el cierre del 30% de las camas del hospital, «concretamente la mitad de las que hay en las plantas cuarta y quinta, que suman 36 camas», afirmaron.

36
es el número de camas que se perderán, según denuncia ESK, en la cuarta y quinta planta del centro por la reorganización.

Todo esto forma parte de una reestructuración surgida tras la «reunión habitual» que tiene lugar después del verano para afrontar los cuatro últimos meses del año. Nada excepcional, según el responsable de San Eloy. La cirugía autoconcertada se suele paralizar durante los meses estivales. Viendo que el hospital ha cubierto el cupo, se ha decidido prolongar esta situación hasta final de año, subrayan.

«En el primer semestre abrimos más quirófanos que en el mismo periodo del año pasado, lo cual quiere decir que hemos tenido más personas contratadas que en 2016», justificó Ballesteros. Por su parte, el sindicato ESK denuncia «un empeoramiento de las condiciones de trabajo de todo el personal por la pérdida de contratación, la movilidad forzosa del personal excedentario a otras unidades y por la sobrecarga de trabajo».

Asimismo, el colectivo sindical critica la concentración de las consultas de tarde de Medicina Interna y Cirugía, lo que conllevará, explica, que «un mismo trabajador asuma tres puestos de trabajo en su turno». Todo ello tendría como consecuencia el «recorte del personal». Según advierten, se eliminarán «varias decenas de puestos de trabajo». Por un lado, el personal de enfermería (enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores) que no se contratará para los quirófanos de tarde, así como personal sanitario de planta por el recorte de camas en las unidades cuarta y quinta. Esta situación también afectaría, siempre según ESK, al área de enfermería de las consultas de tarde al agruparse en dos días la actividad que anteriormente se hacía durante toda la semana.

Contratos temporales

La dirección del centro, en cambio recordó que muchos contratos vencen a final de este mes. «No se puede prescindir de nadie si no está contratado. Además, lo que técnicamente no vayamos a contratar en los últimos tres meses del año está realmente contratado de más en el primer semestre. Vamos por encima. La cantidad del empleo que vaya a generar la OSI Barakaldo-Sestao este año ya la ha generado», arguyó Ballesteros.

Para el sindicato ESK, en cambio, «todo responde a un único objetivo: el ahorro económico a través del recorte en la contratación y que traerá graves consecuencias para el personal y los pacientes». Asimismo, recuerdan que la actividad quirúrgica debería tener «turnos normalizados de mañana y tarde que impidan la autoconcertación y las horas extras. Osakidetza ha tenido tiempo de sobra en 25 años desde que se implantó este sistema para buscar una solución».

Fotos

Vídeos