El Hogar del jubilado de Las Carreras recupera su última planta

Así ha quedado la última planta del centro.
Así ha quedado la última planta del centro. / S. Llamas

El Ayuntamiento de Abanto reforma la cubierta del centro para poner en valor un espacio de 196 metros cuadrados que padecía goteras

SERGIO LLAMAS ABANTO.

Los 252 socios que comparten su tiempo en el Hogar del jubilado de Las Carreras ya pueden disfrutar completamente de la tercera planta de su local. El Ayuntamiento de Abanto acaba de finalizar las reformas de la cubierta que resuelven los problemas de goteras y humedad que afectaban al último piso, un espacio en el que se celebraban habitualmente encuentros y comidas de celebración, así como talleres de gimnasia o relajación, y que desde hacía años lideraba las reclamaciones del colectivo.

«Nos comprometimos a hacerlo en el momento oportuno y este verano se han llevado a cabo las obras. Este es un local que da mucha vida a Las Carreras», destacó ayer la alcaldesa, Maite Etxebarria. Los trabajos comenzaron a finales de julio y han finalizado esta misma semana. En total, han supuesto una inversión superior a los 45.000 euros.

El año pasado el Ayuntamiento minero ya renovó la caldera del edificio. El concejal de Barrios y Servicios, Jon Cuesta, señaló que la reforma acometida ahora también ayudará a mejorar la eficiencia energética del inmueble reduciendo el gasto en calefacción. «Era la hora de hacer una reforma integral. Se ha desmontado el tejado entero y se ha dejado la estructura de hormigón para hacer un tablado de madera, añadirle un aislamiento de 12 centímetros y colocar una nueva teja. Además hemos reparado los canalones de aluminio para la recogida de las aguas de lluvia», detalló. Debido a las filtraciones de agua ha sido necesario cambiar también las claraboyas.

El primer gran acto para estrenar la planta superior, después de la reforma, llegará el próximo 1 de octubre con motivo del día de los mayores. «Entonces haremos algo especial», anunció un portavoz de la asociación, José Mari de Inés. Uno de sus miembros más veteranos, Aitor Nista, señaló que hasta ahora se podía usar la planta de arriba, «pero cuando llovía teníamos que ir colocando cubos por varios sitios a causa de las goteras».

Fundado en 1980

El Hogar del jubilado de Las Carreras se fundó en 1980. Su sede vivió una de las principales reformas en 2005 cuando se instaló el ascensor exterior que alcanza la tercera planta. «Yo entré en 2004 y antes de eso teníamos que hacer las actividades en la planta baja, que era bastante peor», recordó Nista.

La planta superior cuenta con 196 metros cuadrados a los que gracias al cambio de cubierta se ha dotado de una nueva imagen. La alcaldesa señaló ayer el compromiso del Ayuntamiento por mantenerse atentos al estado del edificio y a las demandas de la asociación. Sus responsables señalaron que se garantizará el aprovechamiento de las instalaciones. «Ahora, animamos a los socios a disfrutar de este espacio», añadieron.

Temas

Abanto

Fotos

Vídeos