Dos heridos en una pelea con navajas y botellas entre menores en Portugalete

Calle donde tuvo lugar la reyerta./MAPS
Calle donde tuvo lugar la reyerta. / MAPS

Un joven recibió un botellazo en la cabeza y otro cayó sobre una mujer ajena a la reyerta, que sufrió una luxación de hombro

AINHOA DE LAS HERAS y E. PÉREZ

Dos personas resultaron heridas el pasado lunes durante una riña tumultuaria entre menores en Portugalete: un joven presuntamente implicado en los hechos y una mujer ajena a la trifulca. El primero presentaba una brecha en la cabeza, producida al parecer por un botellazo, y un corte en la mano. La vecina, que paseaba en ese momento por la zona con su marido, fue derribada accidentalmente por uno de los chicos implicados en la reyerta. A causa de la caída, sufría una posible luxación de hombro. Su acompañante la llevó en coche al hospital, por lo que sólo se movilizó una ambulancia para evacuar al primer afectado al hospital de Cruces.

La primera llamada se recibió en el 112 sobre las seis y media de la tarde. El comunicante dijo que se estaba registrando «una agresión entre varios jóvenes en plena vía pública y que había un chico herido», según confirmó ayer un portavoz del Departamento de Seguridad. La pelea se desató en la calle Juan Antonio Zunzunegi de la localidad jarrillera. Hubo después otros avisos, ya que a esa hora numerosos vecinos vieron cómo un grupo de entre veinte y treinta chavales de unos 16 años subían por la calle con navajas, porras extensibles y otros objetos con aire intimidatorio, según precisaron después en las redes sociales.

«Cuentas pendientes»

De inmediato, se desplazaron hasta el lugar unidades tanto de la Ertzaintza como de la Policía Municipal de Portugalete. En cuanto los jóvenes intuyeron la llegada de los agentes, desaparecieron del lugar a la carrera. Los policías identificaron a varias personas que podrían haber participado en la riña, aunque no se produjo ninguna imputación, según indicó un portavoz oficial de la Policía autonómica, cuerpo encargado de la investigación. No se localizó, sin embargo, a los chavales que según los testigos habían iniciado la multitudinaria reyerta. No se descarta que a raíz de las pesquisas se pueda producir alguna citación.

La Policía identificó a dos implicados y un agente encontró una navaja,que fue requisada

Uno de los agentes localizó en el lugar una navaja, supuestamente empleada en la agresión, que fue requisada. Según otras fuentes, en el origen del enfrentamiento figuran «las cuentas pendientes» entre dos grupos de chavales. Los testigos vieron cómo, en su huida, los chicos se fueron desprendiendo de barras metálicas arrojándolas debajo de los coches.

En la huida se fueron desprendiendo de barras de hierro que arrojaban bajo los coches

«Creo que iban a pegarse. Iban delante de mí en tropel, algunos con la cara completamente tapada. Al venir la Policía han ido bajando del parque del depósito, algunos han tirado las varas de metal bajo los coches. En fin... no pintaba bien la cosa», afirmaba una testigo en un foro de whatsApp. «Ha sido muy serio lo que ha pasado y con mucha violencia. Han agredido a un chico muy joven. Llevaban barras de hierro y como consecuencia también a una señora la han tirado al suelo», insistían. «Había chicos y chicas, de entre 13 y 16 años», apuntaban otras personas que presenciaron el suceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos