El PP exige que el exalcalde de Galdames explique en las Juntas sus comidas con la Diputación

Asier Larrucea /
Asier Larrucea

Larrucea dejó su cargo tras conocerse que no había justificado 4.992 euros de gastos de su tarjeta oficial

Josu García
JOSU GARCÍA

El Partido Popular quiere que el exalcalde de Galdames Asier Larrucea (PNV) comparezca ante las Juntas Generales para obligarle a que dé explicaciones sobre las inversiones forales y del Consorcio de Aguas que dice haber logrado gracias al pago de comidas con técnicos y cargos públicos. Larrucea, que ha dejado recientemente su puesto tras no justificar 4.992 euros abonados con su tarjeta de crédito oficial -dinero que ha reintegrado de su bolsillo a las arcas locales-, afirmó en un pleno municipal que había invitado a representantes de estas instituciones para traer proyectos al pueblo. «Esto funciona así, siempre ha funcionado así», dijo. «Es triste decirlo, pero es así», se justificó.

La noticia de la dimisión del regidor y su contexto causó ayer «estupor» y «sorpresa» en las filas de los partidos políticos del territorio, salvo el PNV, que no hizo valoraciones. El grupo juntero de EH Bildu recordó las declaraciones efectuadas en la víspera por sus concejales en Galdames. Los ediles de la izquierda abertzale instaron a Larrucea a «pedir perdón», al tiempo que denunciaron que el resto de representantes jeltzales han guardado «un silencio cómplice», porque «sabían lo que estaba pasando con la tarjeta y no han dicho nada».

El secretario-interventor del Consistorio había firmado varios informes de reparo en los que se advertía de irregularidades en el uso de la tarjeta. Algunos de los gastos que sí han sido justificados incluyen menús infantiles, comidas con besugo y marisco o el pago de una multa de tráfico.

«Es un tema muy serio»

El PP, por su parte, está intentando buscar la fórmula para que el exregidor comparezca ante las Juntas. Al ser una persona ajena a la institución, su citación resulta muy complicada, ya que el reglamento no prevé este tipo de procedimientos de manera ordinaria. «Es un tema muy serio», dijo su portavoz, Javier Ruiz. «Estamos estudiando la manera de que pueda dar explicaciones, porque sus declaraciones de que se consiguen supuestos favores a cambio de comidas con personal de esta casa son muy graves», añadió.

El PSE, que forma parte del Gobierno foral, condenó las afirmaciones vertidas por Larrucea. «No conocemos, ni mucho menos compartimos la forma de proceder que describe el alcalde de Galdames y, por supuesto, estamos radicalmente en contra de ello en cualquier institución y lugar». Por último, Podemos prevé abordar hoy este asunto dentro de una reunión de su grupo juntero.

Fotos

Vídeos