Las esperadas obras del frontón y la plaza del barrio baracaldés de Burtzeña arrancan el lunes

La crisis y la burbuja inmobiliaria dejaron a medias la obra.
La crisis y la burbuja inmobiliaria dejaron a medias la obra. / S. LLAMAS

Los vecinos recuperarán un importante punto de ocio y encuentro después de más de siete años con el proyecto paralizado por los problemas de la promotora

SILVIA OSORIO BARAKALDO.

La deuda quedará por fin saldada. El frontón y la nueva plaza de Burtzeña comenzarán a ser una realidad desde este mismo lunes, tal y como anunció ayer la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo. Tras la finalización de las fiestas de barrio, que se celebran este fin de semana, las máquinas excavadoras comenzará a rematar una actuación estratégica para el vecindario que permanecía paralizada desde hace más de siete años. El pasado mes de abril el equipo de Gobierno logró desbloquear el proyecto y obligó a la promotora a finalizar la urbanización de la plaza que rodea a la iglesia, donde en su día se dejaron sin arreglar más de 2.000 metros cuadrados de terreno.

En 2007, la constructora edificó un centenar de viviendas, que se completarían con la urbanización del entorno y la construcción de un frontón cubierto. El anterior fue derribado con la promesa de levantar uno nuevo. Sin embargo, llegó la crisis y los planes se fueron al traste. Durante este tiempo los vecinos han visto cómo el proyecto quedaba enquistado, perdiendo una importante zona de ocio y disfrute para el barrio. «Era de justicia que Burtzeña por fin recuperara lo que le quitaron hace años», afirmó la regidora local a la que vez que recordó que se trata de una obra «muy importante» para la zona. «No sólo supone tener un equipamiento deportivo, sino que además es un espacio cubierto donde poder tener un punto de encuentro cuando hay lluvia» , añadió.

El coste de los trabajos ascenderá a 350.000 euros, una cantidad sufragada en su totalidad por la promotora. En un plazo de «cinco meses», señaló del Campo, los residentes podrán disfrutar de un frontón de 410 metros cuadrados, que contará con una cancha de juego de 10x30 metros y una contracancha de 3.

Alternativas para aparcar

El equipamiento se rematará con una cubierta de madera y dos accesos a través de la plaza. Uno de ellos estará a pie de la pista -ubicada unos metros por debajo del nivel del suelo para mejorar la visibilidad del juego- y otro se habilitará mediante una pequeña escalera de cuatro peldaños. Con respecto a la urbanización de la plaza, se dará continuidad al diseño actual y se remodelarán las canalizaciones de agua subterráneas.

Hasta la fecha, este área se ha venido utilizando como aparcamiento, pese a no estar delimitada para ese fin. El solar asfaltado ha permitido hasta ayer -hoy y mañana se celebran las fiestas- el estacionamiento de medio centenar de vehículos que a partir del lunes deberán buscar un nuevo estacionamiento. El equipo de Gobierno reiteró su intención de buscar una alternativa para que los vecinos dejen sus coches.

Fotos

Vídeos