La Diputación inicia las obras del vivero de empresas de Santurtzi, que estará operativo a partir de «junio»

El de Santurtzi será el segundo elkartegi de la comarca. / S. OSORIO
El de Santurtzi será el segundo elkartegi de la comarca. / S. OSORIO

El pabellón municipal del polígono El Árbol se recuperará como un espacio industrial, de innovación y para emprendedores

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

El elkartegi de Santurtzi ya toma forma. A finales del mes pasado arrancaron las obras para acondicionar el pabellón municipal del polígono El Árbol, cedido de manera gratuita a la Diputación de Bizkaia por un periodo de 25 años con el objetivo de relanzarlo como un espacio empresarial, industrial y de innovación. La nave servirá como un centro generador de ideas de negocio a pequeñas y medianas empresas, así como a personas emprendedoras que de manera autónoma apuesten por un proyecto empresarial. Esta actuación, que se realiza a través de Azpiegiturak -la sociedad pública que gestiona la red de elkartegis en Bizkaia-, fomentará el emprendimiento y la innovación, y posicionará al polígono santurtziarra como un importante tractor económico del entorno.

Ayer, el diputado foral de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, y la alcaldesa Aintzane Urkijo visitaron las instalaciones en las que se están desarrollando las obras de acondicionamiento del interior del edificio. «Era una propuesta que llevábamos en nuestro programa, siguiendo la línea de promocionar cuantos recursos municipales estén en nuestras manos con el fin de favorecer a las personas emprendedoras de nuestro pueblo», señaló la regidora local.

«Flexibilidad»

La inversión, que corre a cargo del ente foral, es de 185.000 euros y corresponde a la adecuación de las instalaciones en materia de accesibilidad -se instalará un ascensor y una escalera-, medidas de seguridad y la renovación de la red eléctrica para que cada módulo disponga de una propia. Según estimó Pradales, para el mes de junio el vivero ya estará operativo. «La idea es que estén trabajando entre 50 y 70 personas y que exista relación entre ellos, aunque tendrá su privacidad», explicó.

Por el momento no hay una estimación del número de empresas que se instalarán en la nave, pero la Diputación sí ha recibido llamadas de profesionales interesados en este espacio, que ofertará precios más competitivos que los del mercado privado. En el pabellón, con dos semisótanos, planta baja y dos pisos, primará la flexibilidad. «No se trata de ir con una oferta rígida. Los espacios ahora están muy diáfanos, pero en función de la demanda que vayamos teniendo se pueden ir adaptando», señaló el diputado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos