Detectan una filtración en el ambulatorio de Rontegi después de renovar la cubierta

El centro de salud se inauguró en julio de 2012. / F. GÓMEZ
El centro de salud se inauguró en julio de 2012. / F. GÓMEZ

Cuando se dan trombas de agua, la sala de espera de la primera planta sufre un goteo, ya localizado, que se espera solucionar en los «próximos días»

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

La renovación de la cubierta realizada el año pasado en el centro de salud de Rontegi, en Barakaldo, consiguió blindar las instalaciones contra las inclemencias del tiempo y resolver los problemas de humedades y filtraciones que afectaban al último piso. Sin embargo, desde el otoño, en días de mucha lluvia como el del jueves, el agua todavía encuentra la forma de causar molestias. Ahora lo hace, curiosamente, en la primera planta. «Como consecuencia de trombas fuertes de agua, se ha detectado un goteo mínimo e intermitente en una sala de espera», detalló el director de la OSI Barakaldo-Sestao, Julen Ballestero, quien apuntó que el área de mantenimiento resolverá pronto esta incidencia.

El centro de salud de Rontegi se inauguró en julio del 2012 tras una inversión de 5,3 millones de euros por parte del Gobierno vasco. Sin embargo, el año pasado los sindicatos denunciaron que las obras habían tomado la última planta del edificio para resolver varias deficiencias que afectaban a la tela asfáltica de la cubierta, así como a la falta de servicios como el agua caliente. Entonces, la dirección apuntó que el motivo de los problemas radicaba en que la empresa que había iniciado la construcción del inmueble había quebrado antes de completar el trabajo, dificultando el remate de las obras y la reclamación de la fianza para ejecutar los arreglos.

Las deficiencias del año pasado afectaban a la cubierta y a la tercera planta el centro

Para resolver estos problemas, en la primera mitad del año pasado se efectuaron varios trabajos en el ambulatorio baracaldés que incluyeron la adecuación y renovación de la cubierta. También se mejoró la fijación de las losetas en los techos de todas las plantas, ya que según apuntó Ballestero, estas podía precipitarse sobre los trabajadores y los usuarios. De hecho, alguna llegó a caer encima de una camilla.

Otras mejoras

«De una manera generalizada, las actuaciones y medidas adoptadas están dando el resultado adecuado ante las inclemencias meteorológicas», remarcó el director de la Organización Sanitaria Integral para Barakaldo y Sestao. Ballestero apuntó que la filtración que afecta a la sala de espera de atención primaria ya ha sido localizada por el personal de mantenimiento. Estaba ubicada en la bajante de un lateral, y se resolverá «en los próximos días».

Las obras acometidas el año pasado también incluyeron el control de accesos en las zonas no públicas y la automatización de los mismos en la entrada principal, y sirvieron, además, para dotar de duchas y agua caliente sanitaria a los vestuarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos