Descartan daños estructurales en el bloque de CLH sobre el que cayó la grúa

El bloque de vivienda tasada estaba solo habitado por una docena de propietarios. / EL CORREO
El bloque de vivienda tasada estaba solo habitado por una docena de propietarios. / EL CORREO

Las tres familias realojadas tras el incidente del viernes no podrán volver a sus casas, al menos, hasta la próxima semana

SILVIA OSORIO Santurtzi

La nueva urbanización que se construye en los antiguos terrenos de CLH, en Santurtzi, recobra poco a poco la normalidad. Las inspecciones y peritajes continúan estos días con el objetivo de aclarar la causa del desplome de la grúa que el pasado viernes impactó contra el lateral de un edificio de viviendas tasadas ya construido y cuyos pisos se han entregado hace pocos meses. Según confirmaron a este periódico fuentes de Viuda de Sainz, la promotora responsable de la obra y también del bloque afectado, las primeras investigaciones descartan fallos estructurales tanto en el edificio dañado como en las viviendas que sufrieron severos desperfectos en sus fachadas exteriores.

El viernes, pasadas las tres y media de la tarde, una grúa que estaba trabajando en las obras de construcción de otro de los bloques que se van a levantar en el solar, se partió por la mitad debido a un «fallo estructural». Tanto la promotora como la empresa de la grúa, Tecmae, investigan el origen del siniestro, que ha obligado a tres familias a abandonar sus casas recién estrenadas.

Es el número de viviendas que se levantarán en el Ensanche de Santurtzi
La construcción de otros dos bloques había arrancado este mes.

Al ser un edificio de reciente construcción, sólo una docena de propietarios residen en el bloque. Solo tres, dos de la séptima planta y otro de la octava, tendrán que esperar, al menos, hasta la próxima semana, para regresar a sus hogares. Uno de ellos está realojado en un hotel de la localidad, mientras los otros dos han preferido acudir a casas de familiares, aunque la promotora ofreció a todos la posibilidad de pernoctar en el establecimiento hotelero. El impacto de la grúa fue muy violento, en concreto en los últimos pisos, arramblando con parte de las placas que cubren la fachada, aislamientos y perfilería, cuyas piezas cayeron al suelo, afortunadamente, sin lamentar desgracias personales.

Un «fallo estructural» provocó la caída y la rotura de la grúa, que impactó contra el bloque anexo

Acceso libre a las viviendas

Además, los contrapesos de la grúa cayeron sobre la solera del garaje y este se tuvo que apuntalar. Pese a todo, los realojos no se han producido por razones de seguridad, si no para no interferir en los trabajos que técnicos y operarios realizarán para aclarar lo sucedido y reparar los daños. Los desalojados han podido entrar estos días a sus viviendas a recoger ropa y enseres. Mientras, esperan que se determine la causa de la rotura de una grúa que había pasado su última revisión el pasado 11 de enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos