SEGUNDA B

El Barakaldo, ante el momento de sumar de tres en tres

El conjunto gualdinegro buscará mañana en casa del Izarra la primera victoria a domicilio y colarse en los puestos nobles de la tabla

SILVIA OSORIO BARAKALDO.

Superado el trago de Santander y con una nueva victoria en el inexpugnable campo de Lasesarre, al Barakaldo le ha llegado el momento de empezar a sumar de tres en tres. Los gualdinegros tienen por delante, en palabras de su entrenador, Aitor Larrazabal, una semana «muy importante para nuestros intereses». Así, se antoja indispensable sumar la primera victoria a domicilio de la temporada, ya que el conjunto fabril aún no ha conseguido enlazar dos triunfos consecutivos en lo que va de campeonato.

En la duodécima jornada liguera, los de la Margen Izquierda visitan al Izarra en el partido que se jugará mañana (Merkatondoa. 17.00 horas). El objetivo es claro: volver con una victoria bajo el brazo que permita al equipo baracaldés colarse entre los cuatro primeros. «Con estos dos próximos partidos podremos ver dónde nos situamos y a qué podemos aspirar realmente», señaló ayer el técnico de Loiu.

El derbi del domingo ante el Bilbao Athletic, medio día del club

El Barakaldo anunció ayer que los socios tendrán que pasar por taquilla con motivo de la visita el domingo (Lasesarre. 17.00 horas) del Bilbao Athletic. Por tratarse de medio día de ayuda al club, los abonados deberán retirar sus suplementos, cuyos precios oscilan entre 8 y 4 euros. Los niños (hasta 14 años) accederán gratis. Los suplementos se podrán recoger desde hoy y hasta el sábado en el horario habitual de la oficina del club: de lunes a viernes, de 10.30 a 13.30 y de 16.30 a 20.00 horas, y el sábado, de 10.30 a 13.00 horas.

El cuadro fabril afrontará este encuentro resarcido del doloroso traspié, casi bajo la bocina, en El Sardinero. En las dos últimas jornadas disputadas en campo ajeno, ante Mirandés y Racing de Santander, los vizcaínos han sido merecedores de un mayor premio, pero finalmente se quedaron con las manos vacías. Por ello, la confianza no debe decaer y centrarán todas sus fuerzas en refrendar el buen juego mostrado en el feudo navarro y arrebatar al Izarra 3 importantes puntos para el casillero. «El equipo quiere ganar y hasta el último momento sigue aspirando a ello. Hemos pagado la falta de experiencia de algunos jugadores y eso requiere de partidos en Segunda B. Compiten con otras cosas, con mucha alegría y mucha energía, y eso me da la tranquilidad de que todo es mejorable», admite el míster.

«Es una semana muy importante. Veremos dónde nos situamos y a qué podemos aspirar»

Pero, a su juicio, el bloque «funciona bien y tiene lo que hay que tener para acercarse al objetivo de la temporada: «Inquietud y ganas de estar en puestos de arriba». En este momento de la temporada, de la que ya se ha cumplido el primer cuarto, ha sido fundamental vencer de forma plácida al colista, el Peña Sport. «Después de la derrota en Santander, el equipo necesitaba reencontrarse con la victoria. Era un rival complicado, no por los puntos, sino por su cambio de entrenador y por su intención de revertir su situación».

Campo de hierba artificial

La escuadra aurinegra visita en esta ocasión a otro rival de la zona baja. Los blanquiazules solo han sumado 10 puntos y son cuartos por la cola, aunque a poca distancia de la barrera de la salvación. Además de encontrarse a un adversario con hambre de victoria, Larrazabal advierte de que será clave adaptarse cuanto antes a las características del terreno de juego, que es de hierba artificial.

Pese a ocupar puestos de descenso, el combinado de Estella es un equipo «fuerte», que se mantiene seguro en el medio campo y que puede presentar peligro en el área pequeña. «Tienen cierta alegría en ataque. Los jugadores de banda pueden hacer daño y habrá que tener cuidado con ellos». En la filas vizcaínas volverán a estar disponibles Iñaki Olaortua, que se perdió el partido del domingo por sanción, y Sergio García, que no entró en convocatoria por un proceso gripal.

Fotos

Vídeos