Denuncia irregularidades en la jefatura del servicio de urgencias de Sestao

Nueve trabajadores del PAC han presentado ante Inspección de Trabajo un informe en el que acusan a su antiguo superior de «fraude»

ENEKO PÉREZ SESTAO.

Un grupo de nueve trabajadores del Punto de Atención Continuada (PAC) de Sestao ha presentado recientemente una denuncia ante Inspección de Trabajo dirigida a Osakidetza, en la que critican «las continuas irregularidades en relación a la situación de la Jefatura de la Unidad de Atención Primaria (JUAP) que se han venido produciendo desde 1997». Los empleados son médicos, celadores, conductores y auxiliares administrativos que han preferido mantener su anonimato ante los medios, aunque sí que han facilitado sus nombres, apellidos y documentos de identidad a la hora de hacer oficial esta queja, en la que están siendo asesorados por un abogado laboralista del colegio vizcaíno.

A la persona responsable de dicha jefatura, puesto que abandonó hace casi un año para desempeñar un cargo de menos relevancia, se le reprocha entre otras cosas «haber compaginado su trabajo en Osakidetza con otras labores en el IMQ, algo que según el Plus de Dedicación Especial que venía cobrando era incompatible», afirman los trabajadores. Además, aseguran que «está percibiendo el salario correspondiente a una jornada completa, cuando no llega a trabajar ni el 30% del tiempo establecido. Los meses de julio y agosto no acudió y aun así en el calendario consta que sí. Esto es un fraude al erario público», detallan.

140.000
personas de Barakaldo y Sestao se benefician del Punto de Atención Continuada de la ciudad de hierro, situado en Markonzaga.

Los empleados, que afirman haber soportado durante muchos años «demasiados abusos», han solicitado reunirse con responsables de Osakidetza en numerosas ocasiones. Sin embargo, «nuestras demandas nunca han sido atendidas», sostienen. Por su parte, la directiva de la Organización de los Servicios Integrados (OSI) de Barakaldo-Sestao ha defendido recientemente ante el Ararteko que «algunos de estos trabajadores no suelen acudir a las reuniones del servicio, lo cual es su obligación. Así es difícil poder gestionar de manera regular y ordenada sus demandas». Además, estos mismos responsables aseguran que esas supuestas irregularidades «son solo meras interpretaciones de una parte».

En 2015 este grupo de trabajadores ya denunció públicamente la «dejadez» de Osakidetza con este PAC

Otros antecedentes en 2015

El conflicto se traslada a la relación de este superior con algunos de los operarios, quienes afirman que han sufrido «acoso laboral, mobbing y una presión enorme. Ha provocado de forma interesada enfrentamientos entre los compañeros y su gestión a lo largo de sus años en este servicio público ha sido nefasta». En julio de 2015, este mismo grupo ya denunció públicamente «la dejadez de Osakidetza con un centro deteriorado y al que le faltan muchos recursos».

El servicio de Urgencias, situado en Markonzaga, da cobertura a cerca de 140.000 personas, ya que atiende las emergencias sanitarias ocurridas de lunes a viernes en Sestao y Barakaldo. «No queremos ninguna recompensa personal, solo pedimos justicia y unas condiciones dignas para ofrecer a los pacientes el mejor trato posibles», concluyen los denunciantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos