Denuncia al Ayuntamiento de Santurtzi para pedir más sueldo como concejal liberado

Unanue asegura que no busca el enriquecimiento personal. / S. O.

Aitor Unanue, portavoz de la plataforma avalada por Podemos en la localidad, pide igualar su salario al de los ediles del equipo de gobierno

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

Aitor Unanue, portavoz de Sí Se Puede Santurtzi (SSPS), la plataforma ciudadana apadrinada por Podemos en las últimas elecciones municipales, ha recurrido a la Justicia para pedir que su sueldo de concejal liberado se equipare al que perciben los ediles del equipo de gobierno. El pasado mes de abril, el pleno aprobó la liberación de un concejal de la oposición para dar cumplimiento a la Ley de Instituciones Locales de Euskadi, cuyo artículo 33 establece que los municipios de más de 10.000 habitantes tendrán garantizado un representante de la oposición, perteneciente a la fuerza más votada, con dedicación exclusiva.

El PNV, siguiendo los criterios de Eudel sometió a votación que Unanue cobrase una retribución anual de 64.718 euros brutos, un 10% menos que los ediles con área. Sin embargo, una enmienda de EH Bildu, sacada adelante con tres votos a favor y 18 abstenciones -entre ellas, las de SSPS-, fijó que el sueldo a percibir fuera el correspondiente a tres salarios mínimos interprofesionales, es decir, 52.633,92 euros anuales.

Ahora, el portavoz de la plataforma ciudadana ha interpuesto una demanda en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Bilbao para impugnar el acuerdo y que su sueldo sea «igual al del resto o que los concejales del equipo de gobierno se bajen el sueldo», señaló ayer a este periódico el propio Unanue.

El portavoz de SSPS fundamenta su denuncia en la dilatación «con intencionalidad» de la aplicación de la ley por parte del PNV, pues «se tiraron desde abril de 2016 hasta junio de este año con diferentes excusas para materializar una ley de obligado cumplimiento».

«Sorpresa» para el resto

Unanue, que también reclama las cantidades no cobradas durante esos meses de demora, dice que su objetivo no es el enriquecimiento personal. «Yo voy a cobrar lo mismo que ahora. El compromiso interno de que sean tres salarios mínimos se mantiene. La cantidad sobrante se donaría a fines sociales. La cuestión es ir paso a paso».

En la oposición y el equipo de gobierno la demanda judicial ha causado «sorpresa». EH Bildu tildó de «incoherente» la petición y el PSE recordó a Unanue que «tuvo la oportunidad de votar en contra y no lo hizo». El gabiente de Aintzane Urkijo, por su parte, declinó hacer declaraciones y esperar la sentencia.

Fotos

Vídeos