Las cuentas de Santurtzi pegan el mayor estirón de los últimos cuatro años

El Ayuntamiento destinará casi medio millón de euros a realizar reformas en la residencia municipal. / F. G.
El Ayuntamiento destinará casi medio millón de euros a realizar reformas en la residencia municipal. / F. G.

El presupuesto para 2018, de 61,6 millones de euros, crece un 7,7% con respecto a este ejercicio y contempla un mayor número de inversiones

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

Las cuentas de Santurtzi pegarán el mayor estirón de los últimos cuatro años. La alcaldesa marinera, Aintzane Urkijo, presentó ayer el proyecto de presupuestos para 2018, que contempla una subida del 7,7 % con respecto al del presente ejercicio. Según se desprende del documento, que se someterá a votación en el pleno del próximo 28 de diciembre, el Ayuntamiento vizcaíno contará con 61,6 millones de euros. Para este año, las cuentas eran de 57,2 millones de euros, cantidad que será posible aumentar gracias a que las arcas municipales, a tenor de las previsiones, recibirán cerca de 27,3 millones de euros por parte de Udalkutxa y no tendrá que hacer devolución alguna a la Diputación de Bizkaia -el año pasado hubo que devolver 2,6 millones de euros-, «un indicador que parece que nos hace ir en una tendencia positiva de cara a los próximos años», señaló la regidora local.

Asimismo, el equipo de gobierno tiene prevista la enajenación de dos parcelas de CLH, una operación con la que recaudará 3,7 millones de euros. Se trata de la mayor subida desde 2014, pero aún lejos de la bonanza económica del año 2008, cuando la Corporación local presentó las cuentas más elevadas de su historia con cerca de 70 millones de euros.

El notable incremento del presupuesto tendrá un reflejo directo en el capítulo de inversiones, que pasan de 2,2 millones a casi 6, con el objetivo de continuar con la transformación del municipio. Entre las actuaciones más destacadas está la reforma de la plaza de Kabiezes (300.000 euros), las obras en el Torreón del Serantes (196.500 euros) para evitar su paulatino deterioro, y la puesta en marcha del Servicio de Atención Ciudadana (625.000 euros).

«Podemos seguir con nuestra línea de trabajo. La tendencia es positiva de cara a los próximos años»

Asimismo, se prevén trabajos de mejora en la residencia municipal (496.000 euros), la instalación del ascensor de Señorío de Bizkaia (318.000 euros), obras a realizar por parte de las Brigadas de Acción Inmediata en varios puntos del municipio (450.000 euros) y la recuperación de espacios para uso público en el puerto con el derribo del edificio que actualmente alberga la maquinaria de limpieza (700.000 euros). También se contempla la creación del primer bidegorri de Santurtzi y la puesta en marcha de rutas verdes, así como el impulso del polígono de El Árbol gracias al reciente convenio firmado con la Diputación.

Préstamo de 1,9 millones

Tal y como estaba previsto, se destinará por primera vez una partida de 750.000 euros a llevar a cabo proyectos solicitados por los ciudadanos. Las reformas de los campos de fútbol de San Jorge y de San Pedro se llevarán casi la mitad del presupuesto, con 200.000 euros cada uno, entre otras actuaciones. Pese a ello, sobrarán 50.000 euros que se emplearán en mejoras en la calle Jenaro Oraá, una actuación que costará 200.000.

Para llevar a cabo este «esfuerzo inversor», el Consistorio solicitará un préstamo de 1,9 millones de euros. Según explicó la dirigente jeltzale, no afectará a la deuda, que pasará de 13,3 millones de euros a 12,9 en diciembre de 2018. «Después de varios años de contención, en los que hemos ido amortizando préstamo de manera progresiva, y ante las buenas condiciones que se dan para solicitar una ampliación del mismo, hemos apostado por hacerlo así de cara a ir acometiendo mejoras que redunden en la calidad de nuestros vecinos».

Precisamente, Urkijo destacó que el proyecto de presupuesto tiene como «eje central» a las personas. De ahí, que los servicios municipales no se vean mermados. «Podemos seguir con nuestra línea de trabajo, apostando por la promoción económica y las políticas sociales, cuya partida aumenta un 8%». En el capítulo de Acción Social, que se incrementa en un 5,05%, destaca la dotación de 100.000 euros más para las Ayudas de Emergencia Social en previsión de que la cantidad asignada por el Gobierno vasco se vuelva a quedar corta por la ampliación del abanico de criterios a la hora de solicitarlas.

Fotos

Vídeos