El contrato para la cesión y el adiestramiento de perros de la policía de Barakaldo también queda desierto

Hasta que salga la nueva licitación, el Consistorio fabril mantendrá a la adjudicataria actual con los tres canes que apoyan el trabajo de 21 agentes

SERGIO LLAMAS BARAKALDO

El Ayuntamiento de Barakaldo deberá volver a sacar a licitación el contrato de cesión y adiestramiento de perros de ataque y defensa que emplea la Policía Local. El último concurso público, cuyo plazo de presentación de ofertas terminó el 28 de agosto y cuya mesa de contratación se celebró ayer, fue declarado desierto al no concurrir ninguna empresa. El equipo de gobierno señaló que el objeto de este trámite era regularizar la situación administrativa del servicio, ya que desde hace años se viene prestando a través de contratos menores que generaban reparos por parte del interventor municipal.

Por el momento, la cesión y el adiestramiento de los canes se seguirá prestando en las mismas condiciones que hasta la fecha. La guardia urbana cuenta actualmente con tres perros en su Unidad Operativa Especial, a la que hay asignada 21 agentes. Esta división fue creada en Barakaldo en el año 1997 en un momento «en el que los actos de gamberrismo y contra el orden público eran frecuentes», recordaron en el Ayuntamiento fabril. Inicialmente el cuerpo dispuso de una decena de agentes y cinco sabuesos, aunque tanto el número de policías locales como el de canes se dobló en 2001 para intervenir en situaciones que requerían «un mayor nivel de respuesta ante situaciones policiales de riesgo y controlar lugares con mayor conflictividad», detallaron.

Los pliegos del concurso que ha quedado desierto eran por dos años y un importe de 48.000 euros

El PSE criticó ayer este nuevo «contratiempo» en el área de contratación y denunció que la actual adjudicataria ni siquiera se había enterado de la licitación, pese a estar interesada en continuar ofertando el servicio. «Los perros son necesarios para realizar determinadas labores de vigilancia y complementan la labor policial de los agentes», ha recordado el concejal socialista Juan Antonio Pizarro, que ha censurado al equipo de gobierno por «falta de previsión» y ha relacionado este incidente con los problemas registrados este año en el parque de vehículos de la Policía Local. Según advirtió, a día de hoy solo hay cinco coches patrulla disponibles de los nueve que deberían estar circulando, a la espera de que los cuatro restantes lleguen mediante un ‘renting’ cuyo contrato se acaba de adjudicar.

«Características adecuadas»

El concurso que ha quedado desierto salía a licitación por un importe 48.000 euros para un periodo de dos años. Además de la cesión de tres perros adiestrados de razas que «reúnan las características adecuadas», como el pastor alemán o el rottweiler, según figuraba en los pliegos, también se requería la asistencia veterinaria a los animales, ejemplares de reemplazo, materiales –collares, correas, arneses, bozales...–, instrucción a los agentes, y disponer de seguros de responsabilidad por lesiones que pud

La clave

1997
fue cuando se creó la Unidad Operativa Especial de la Policía Local de Barakaldo, con una decena de agentes y cinco perros.

ieran causar a los agentes, o a terceros.

El equipo de gobierno del PNV anunció ayer que ha solicitado a los técnicos que analicen las causas por las que el procedimiento ha quedado desierto para tomar medidas al respecto, mientras el servicio se continua prestando como hasta la fecha. «No entendemos la alarma generada por el PSE, a no ser que únicamente esté preocupado por lograr rentabilidad política, en lugar de garantizar la seguridad de los ciudadanos», añadieron.

Fotos

Vídeos