Condenan a 7 años al hombre que mató a su madre en Portugalete

El parricida de Portugalete, durante el juicio./Iñaki Andrés
El parricida de Portugalete, durante el juicio. / Iñaki Andrés

El juez le ha aplicado la agravante de parentesco y la eximente incompleta de alteración psicológica

ELCORREO.COM

La Audiencia de Bizkaia ha condenado a 7 años de prisión al hombre considerado culpable de haber matado a su madre el pasado mes de enero en Portugalete, con una pena fijada al estimar el agravante de parentesco, al mismo tiempo que una rebaja de los años de prisión por la eximente incompleta de alteración psicológica.

La sentencia de la sección segunda de la Audiencia vizcaína recoge el veredicto del jurado popular que el pasado 9 de noviembre declaró, por unanimidad, culpable al acusado, al tiempo que consideró probado que tenía alterada su capacidad para comprender la realidad, pero no de forma grave.

Los hechos juzgados ocurrieron el pasado 6 de enero en el domicilio que ambos compartían en Portugalete, cuando el condenado mató de una cuchillada en el pecho a su madre, de 93 años y enferma de Alzheimer, aunque el hecho no fue descubierto hasta cuatro días después, cuando el hombre intentó suicidarse acuchillándose en el pecho.

Más información

El veredicto del jurado consideró probado el matricidio, que el acusado reconoció en todo momento, y que el autor tenía alterada su percepción de la realidad por su toxicomanía, al ser adicto a la cocaína y consumir también alcohol, y por sufrir un trastorno depresivo.

Sin embargo, el jurado no concedió la eximente completa al considerar no probado que esa alteración de sus capacidades fuera grave y de la misma manera lo ha recogido la sentencia. El magistrado argumenta que, si bien la condena de partida es la de homicidio agravado, la pena adecuada a la culpabilidad muy disminuida es la que corresponde a la rebaja en dos grados, con la aplicación del agravante de parentesco».

El fiscal había pedido para el acusado una pena de 15 años de cárcel menos un día y la defensa, que pedía inicialmente la absolución por la eximente completa, solicitó 8 años de prisión o alternativamente hasta un máximo de 10 años de ingreso en un centro psiquiátrico con revisiones periódicas para comprobar su evolución.

Según declaró en el juicio, el hombre, divorciado y padre de un hijo, mató a su madre «por amor». porque «no tenía con quien dejarla» tras suicidarse, como era su plan. «Quitarle la vida a la persona que más quieres es un peso que voy a llevar toda mi vida», aseguró después de decir que su madre «era lo más sagrado de este mundo para mí, la tenía en palmitas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos