Condenado por disparar con arma manipulada al portero de un pub de Barakaldo

Condenado por disparar con arma manipulada al portero de un pub de Barakaldo

El acusado tendrá que cumplir tres años y seis meses de prisión por sendos delitos de intento de homicidio y tenencia ilícita de armas

EFE

La Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a tres años y seis meses de prisión por sendos delitos de intento de homicidio y tenencia ilícita de armas a un individuo que en julio de 2015 disparó con una pistola detonadora manipulada al portero de un pub de la localidad vizcaína de Barakaldo, que no llegó a sufrir el impacto del disparo.

En una sentencia dictada con la conformidad de las partes, la sección primera de la Audiencia vizcaína ha condenado al acusado a una pena de dos años y seis meses de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa y a otro año de prisión por tenencia ilícita de armas.

Según el relato de los hechos, el acusado acudió cerca de las tres de la mañana del 11 de julio de 2015 al Pub Mendigo, ubicado en la calle Felicidad de Barakaldo, en compañía de otro individuo y portando una pistola con la que se había hecho con anterioridad sin tener licencia para ello.

La pistola detonadora, que tenía el número de serie borrado, había sido manipulada. Mediante mecanizado se le había retirado la pieza de metal duro que obstruía parcialmente el ánima del cañón, quedando el arma preparada para poder disparar cartuchos detonadores con proyectil.

Con anterioridad a los hechos, el acusado también se había hecho con un cargador de pistola y, al menos, cinco cartuchos de tipo salvas, detonadores o de fogueo, manipulados mediante la retirada de la lapa de plástico verde para posteriormente introducir junto a la pólvora un fieltro de esponja para aumentar la presión y a continuación una bola de acero a modo de proyectil.

La resolución judicial pone de manifiesto que si proyectiles de esas características son disparados a corta distancia en zonas vitales del cuerpo «son capaces de causar la muerte».

La sentencia relata que al llegar al pub citado, en cuyo exterior se encontraba el portero del local, el acusado efectuó dos o tres disparos al aire con la pistola, tras lo cual el individuo que acompañaba al condenado, «con ánimo de menoscabar la integridad física» del portero, se abalanzó sobre él y le propinó un puñetazo en la cara, que no causó heridas.

A continuación, el acusado apuntó con la pistola desde una distancia «de escasos 2 metros» a la caja torácica del portero «con ánimo de acabar con su vida» y efectuó otro disparo que no llegó a impactar en la víctima. Tras ello, huyó del lugar a la carrera junto con su acompañante.

En la misma sentencia, la Audiencia de Bizkaia condena a este último individuo a un mes de multa con una cuota diaria de 3 euros y con arresto sustitutorio de un día por cada dos cuotas no satisfechas e impone a ambos individuos el abono de las costas procesales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos